Las grandes carpas en colores vibrantes de los circos que llegan a Guayaquil se empiezan a levantar en diferentes sectores del norte de la urbe. En zonas como Mucho Lote 2 y sobre la Francisco de Orellana, las estructuras están listas para los shows de estreno, que se prevén realizar desde el próximo 11 de julio.

En cada una de las explanadas en donde se levantan los circos —desde finales de junio e inicios de este mes— trabajan decenas de personas armando estructuras metálicas, limpiando asientos y colocando los letreros que identifican a cada uno de estos lugares.

Los colores rojo, rosado, fucsia y azul priman en cada una de las carpas y banderines, propios de estos puntos de entretenimiento familiar.

Publicidad

Por cuestiones de seguridad, en este año los artistas circenses se han unido para ocupar grandes explanadas y ofrecer espectáculos variados. También cuentan con guardianía privada, además de la presencia policial y militar que se ha solicitado.

En Mucho Lote 2, por ejemplo, en un espacio de 20.000 metros cuadrados se levantan tres circos, cada uno dirigido a un público diferente. “El lugar más seguro para disfrutar las fiestas”: así es como promocionan a los circos Neverland, Carioca de Brasil y del Terror.

Los tres están uno junto al otro en la explanada que está ingresando desde la autopista Narcisa de Jesús. En Neverland se tendrá el show del payaso Peluquín.

Publicidad

En este sitio ya se están ultimando detalles e instalando las gradas en el interior de las carpas. Asimismo, están ubicando la zona de boleterías para el estreno, que será el 12 de julio.

Sobre la avenida Francisco de Orellana, a la altura del edificio del Servicio de Rentas Internas (SRI), están los circos Avatar y Dinosaurios.

Publicidad

En el primero se contemplan presentaciones en las que se proyectarán imágenes de plantas ornamentales, y en la explanada de la carpa se colocarán plantas reales y sintéticas que se iluminarán a medida que avancen las presentaciones.

William Palma, uno de los administradores del circo, contó que el malabarismo y lo propio de la actividad circense estará presente en cada uno de los shows.

Son al menos 35 artistas en escena los que deleitarán a los asistentes por casi dos horas.

Los circos llegan a Guayaquil por las fiestas julianas. Foto: José Beltrán

“Traemos la magia, la acrobacia y el arte a la ciudad, porque esto es algo que no se puede perder, que se debe mantener y enseñar a los más pequeños”, dijo Palma.

Publicidad

Javier Palma, administrador del Fantasy Circus, ubicado sobre la avenida Benjamín Carrión, indicó que se ha ideado una puesta en escena para disfrute familiar. La película Intensamente será la atracción principal con un dramatizado que incluye a los personajes principales.

“Hemos hecho un show para que se disfrute en familia, para que vengan niños y adultos y disfruten de diversión sana”, manifestó Palma, quien añadió que este año en Guayaquil se está rescatando la actividad circense nacional, pues en cada uno de los circos hay gran parte de artistas locales.

“En Guayaquil estamos circos nacionales y que tienen a grandes artistas que son ecuatorianos. Hay la cuota extranjera, pero creo que en este año estamos ganando los ecuatorianos”, manifestó.

Una de las administradoras de Wonderland Circus dijo que era importante que en estas fiestas se tenga un poco de todo dentro de las funciones previstas. En este circo se prevé que el estreno sea el 12 de julio a las 18:30, la primera función.

El Mago Enmascarado, la Granja de Zenón y superhéroes se tendrán en las presentaciones, que tendrán más de diez artistas en escena. “Vamos a celebrar con arte y diversión sana a la ciudad”, manifestó.

Los circos que llegan este julio a Guayaquil se mantendrán hasta inicios y mediados de agosto. Algunos prometen volver para las fiestas de octubre. El valor de las entradas va desde los $ 5 hasta los $ 30. (I)