El sismo que se reportó a las 02:39 de este sábado, 15 de octubre, tuvo su epicentro en la zona urbana de Guayaquil. El Instituto Geofísico (IG) indicó que se produjo a unos 10 km al oeste del centro de Guayaquil, a una profundidad de 40 km. La magnitud fue de 5,2.

La magnitud que registró el Servicio Geológico de Estados Unidos difiere un poco, pues la sitúa en 4,7. No obstante, el sitio del epicentro guarda una coincidencia, pues se produjo en un área urbana, en un sector del suburbio.

Marcelo Moncayo, un ingeniero en terremotos especializado en Japón y docente universitario, señala que lo particular de este evento sísmico del sábado es lo especial de su ubicación: debajo del área urbana de Guayaquil. El Servicio Geológico de Estados Unidos reportó el sismo por Domingo Norero y Luis Adriano Dillón.

Publicidad

Imagen del Geológico de Estados Unidos que muestra el epicentro del sismo del sábado 15 de octubre en el suburbio guayaquileño.

“Es raro que Guayaquil tenga un sismo cuyo epicentro esté debajo de la ciudad; es poco común”, dijo.

¿Qué provocó el fuerte sismo que sacudió a Guayaquil la madrugada de este sábado?

Para él, según su análisis, este sismo está ligado a una falla geológica que se denomina F19 o F20, y a la que él llama Chongón-Colonche. Esta es una falla paralela a la falla Guayaquil-Caracas, que él estudia.

Según el especialista, esta falla registra unos once eventos sísmicos desde 1900, y desde hace unos 20 años estaba en una etapa de tranquilidad sísmica. De allí que, para Moncayo, este sismo de la madrugada del sábado supondría una etapa de reactivación.

Publicidad

¿Qué implica una reactivación? Moncayo cree que, en los próximos años, la ciudad podría experimentar eventos similares a los que se registraron este sábado y que están ligados a esta falla.

En los eventos ligados a esta falla, los sismos han tenido una magnitud promedio de 4 a 5,1 en magnitud Richter.

Publicidad

El IG, en cambio, indicó que este evento está relacionado con una fractura en la placa oceánica en subducción bajo el continente.

Sismo de magnitud 5,1 sacudió a Guayaquil y se sintió en 31 cantones

“Es un sismo de subducción. A esa profundidad tenemos una placa que está en subducción, la placa oceánica, y es un desgarre en esa placa”, manifestó Andrea Córdova, del Área de Sismología del IG.

Moncayo explicó, con base en los datos que maneja, que esta falla Chongón-Colonche ha generado eventos sísmicos a profundidades importantes y no tan superficiales, lo que hace que la energía llegue un poco rebajada. “Eso es lo que nos está protegiendo”, indicó.

El IG situó el sismo del sábado a una profundidad de 40 km. El Servicio Geológico de Estados Unidos lo ubicó a 66,7 km de profundidad.

Publicidad

Pero, a más de esta reactivación de la falla Chongón-Colonche, también anota que antes del sismo de Guayaquil hubo uno en Tumbes. Ese fue dos horas antes, y no se descarta que eso también tenga una relación. “Nos podría indicar que son parte de un mismo proceso”, dijo Moncayo.

Con una falla activa debajo de la ciudad, el especialista dijo que hay que hacer evaluaciones de la amenaza sísmica y preparar estructuras contra eventos sísmicos que planteen cuánta fuerza sísmica puede traer un movimiento que ocurra con epicentro dentro del perímetro de la urbe.

“Siempre es bueno tener planes de reacción frente a estos eventos, preparar a la ciudadanía, tener equipos de reacción”, indicó. (I)