Que el presupuesto de las universidades y escuelas politécnicas es de $ 1.106 millones, valor que supera los $ 1.077 millones del 2020, por tanto, no existe reducción en los ingresos de los centros superiores.

Así lo indica la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), entidad que detalla que el único rubro que ha tenido disminución es el de la participación en la recaudación en el impuesto a la renta.

Por este concepto, añade, los centros superiores recibirían $ 408 millones. Otros componentes del presupuesto son el impuesto al valor agregado recaudado ($ 429 millones), compensación por gratuidad ($ 184 millones), compensación por funcionamiento ($ 39 millones) y compensación por donaciones de impuesto a la renta (que representa $ 46 millones).

De ahí que, sumando todos los rubros, el presupuesto general para las universidades y escuelas politécnicas asciende a $ 1.106 millones.

Publicidad

“Contar con una educación superior de calidad, con acceso justo, es indispensable para la constitución del nuevo Ecuador del Encuentro. Por ello, a pesar de la crisis por efecto de la pandemia, el Gobierno nacional ha presentado un presupuesto global destinado a las universidades, que asciende a un total de $ 1.106′100.966, lo que corresponde a un incremento de $ 28′767.646,87 entre 2020 y 2021”, indica la Secretaría de Educación Superior, a través de un comunicado.

Presupuesto para universidades y escuelas politécnicas es de $ 1.106 millones y supera al 2020, según la Senescyt

La Senescyt difundió esta información luego de que los centros de educación superior públicos emitieran un pronunciamiento sobre el presupuesto que se les asignaría, a pocos días del envío de la proforma 2021 del Ministerio de Economía a la Asamblea Nacional.

Argumentaron falta de transparencia e información sobre el presupuesto, y pidieron que se priorice la inversión en el área de la educación.

En esa línea, ocho universidades particulares cofinanciadas anunciaron que la reducción que se aplicaría a los montos que entrega el Gobierno a dichas instituciones afectaría a las becas que se dan a varios de los estudiantes.

“Se han tomado decisiones presupuestarias en torno al sistema que han sido enviadas a la Asamblea por parte del Gobierno nacional. Cada dólar cuenta en la educación superior del país para fortalecer la pertinencia, inclusión y calidad de la misma. La mejor alternativa es sostener el diálogo entre el Gobierno y academia para lograr resultados positivos y así satisfacer necesidades en la sociedad”, sostiene Galo Naranjo, rector de la Universidad Técnica de Ambato (UTA).

Él preside, además, la Asamblea del Sistema de Educación Superior Ecuatoriana (Asesec).

Publicidad

Francisco Morán, rector de la Universidad de Guayaquil, refiere que hasta el momento este centro superior no ha visto mermados sus recursos y, en ese sentido, dice tener expectativas considerando que la situación del país mejoró con relación al año anterior.

Universidades particulares señalan que no podrían dar becas con reducción de asignaciones

A este centro porteño le corresponden alrededor de $ 142 millones para este periodo.

“Creemos que están haciendo algún ejercicio financiero todavía sobre presupuesto. Por eso, en el caso de la Universidad de Guayaquil estamos expectantes”, indica el rector.

Morán explica que cada cierto tiempo se hacen reformas al presupuesto de las universidades acordes a la realidad del país. “Lo que esperábamos las universidades era un aumento en las rentas universitarias. Hay la onceava reformatoria en este momento que está por aprobarse”, comenta.

Actualmente, en la Asamblea Nacional se tramita un proyecto de reformas a la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES) enviado por el Ejecutivo. El documento contiene nueve puntos y el presidente de la República, Guillermo Lasso, pidió tratarlo con carácter de urgente el día en que hizo la entrega.

No hay una eliminación de las becas

Es “falso” que el Gobierno nacional haya eliminado las becas en las universidades cofinanciadas. Que de existir aquello estas serían eliminadas por los propios centros superiores privados “que recibiendo fondos públicos, ahora pretenden desentenderse del derecho de nuestros jóvenes”.

Así lo expuso ayer la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) a través de un comunicado difundido a los medios de comunicación y a través de sus redes sociales.

Esta aclaración surgió en medio de la preocupación de ocho universidades privadas que públicamente expresaron esta semana su preocupación por lo que advirtieron sería un recorte en sus ingresos.

Esos centros son: la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE), Universidad del Azuay, Universidad Católica de Santiago de Guayaquil, Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), Laica Vicente Rocafuerte, Católica de Cuenca y Politécnica Salesiana (UPS).

Al respecto, Santiago Acosta, rector de la Universidad Técnica Particular de Loja, sostuvo que la semana anterior el Consejo de Educación Superior (CES) a propuesta de la Senescyt aprobó una fórmula de distribución de fondos públicos para los centros superiores cofinanciados que implica una reducción del 3 % al 0 % en la fuente del IVA.

Eso, agregó, significaba para los centros privados $ 12 millones menos en sus rentas. A pesar de eso, sostuvo Acosta, el compromiso de las ocho universidades es mantener las becas con sus recursos.

La Senescyt detalló los montos asignados. Universidad Católica de Guayaquil $ 6′137.846, Universidad del Azuay $ 2′767.692, UPS $ 7′138.973, Universidad UTE $ 4′597.982, UTPL $ 5′576.091, Católica de Cuenca $ 3′091.993, Pontificia Universidad Católica $ 8′275.336 y Laica $ 1′659.515. (I)