Durante el año pasado, el Registro de la Propiedad de Guayaquil atendió más de 250.000 trámites, entre inscripciones nuevas y certificaciones de bienes inmuebles. Los movimientos de esos trámites y las tasas que se cobran por ello le significaron tener ingresos por seis millones de dólares.

Sacando los rubros que demanda la operación de esta Empresa Pública Municipal, el 2021 dejó un superávit de 2,5 millones de dólares. Es la primera vez que en una década, desde que pasó la competencia al Municipio y se creó la empresa, que se obtiene esa cifra y un remanente que se destinará al cabildo.

En portal web del Registro de la Propiedad ahora se puede verificar inscripción de bienes inmuebles

La ordenanza para la administración de la Empresa Pública Municipal Registro de la Propiedad de Guayaquil establece que el remanente financiero de la operación de la empresa deberá ser entregado a la alcaldía.

María José Castelblanco, gerente del Registro de la Propiedad, explica que del remanente obtenido se destinarán 2 millones de dólares al Municipio para la ejecución de obras y 500.000 dólares para continuar con la transformación tecnológica de la entidad.

Publicidad

La funcionaria señala que el superávit que han conseguido el año pasado se debe a la optimización de gastos, eficiencia del servicio y transformación digital que tiene en marcha la entidad.

Cómo hacer el pago del trámite del Registro de la Propiedad de Guayaquil de manera virtual y en agencias de servicio

Castelblanco dice que la entidad depende del trabajo interno que realiza, pues no recibe asignaciones municipales ni del Gobierno.

La gerente indica que han logrado obtener un remanente sin incrementar el precio de los servicios, sin incrementar personal y entregando un subsidio a un segmento de trámites ligados a predios de interés social.

Castelblanco se refiere al hecho de que el año pasado más de 25.000 ciudadanos de escasos recursos obtuvieron subsidios por un monto superior al millón de dólares.

Publicidad

El subsidio se deriva a personas que acceden a viviendas de interés social, sea en proyectos municipales o el Ministerio de Vivienda. El Registro de la Propiedad otorga un descuento para los trámites que realizan personas de este segmento. Por ejemplo, certificados que cuestan 15 dólares se entregan en 1,29 dólares.

Actualmente, la entidad ha encaminado su atención a los canales virtuales, un proceso que se aceleró en medio de la pandemia. En el 2021 hubo un incremento del 28 % de inscripciones, entre nuevas y transferencias de dominio.

Castelblanco expresa que el medio millón de dólares del superávit se destinará para nueva tecnología, que apunta a mejorar los tiempos de entrega de trámites.

Al momento, el promedio en la entrega de inscripciones y de certificados es de 48 horas en esta entidad. Los certificados llegan a los correos, se los puede imprimir y vienen con un código QR. (I)