Un día después de la protesta de un grupo de estudiantes de la carrera de Medicina, quienes al llegar el lunes 16 de mayo a su facultad se encontraron con que no tenían aulas ni docentes asignados, las autoridades de la Universidad de Guayaquil se pronunciaron al respecto en el edificio principal del centro superior.

Francisco Morán, rector del establecimiento porteño, refirió que se trata de estudiantes que deben ver clases extracurriculares, por tanto, algunas materias que no requieran de práctica serán dictadas de manera virtual o en línea.

Plantón de estudiantes de Medicina terminó en enfrentamiento con Policía

“Normalmente esas clases se las da con profesores contratados; al no tener contratados, el mes de mayo se lo hizo con profesores titulares. Algunas materias son en línea. ¿Por qué son en línea? Porque hay materias que no necesitan práctica; si necesitasen práctica, el docente los convoca a la universidad”, expresó el funcionario este martes.

Sostuvo que este sistema es normal desde la pandemia del COVID-19.

Publicidad

Esos estudiantes son del décimo semestre, de la promoción 142 de Medicina, que empezaron clases ayer y culminarán el periodo académico extraordinario el 1 de agosto; después de aquello, cumplirán el internado (dos semestres más) a partir de septiembre.

El rector defendió la planificación del centro superior y dijo que entre los estudiantes pudo haber desinformación.

Morán mencionó que el 1 de junio, cuando empiece el periodo ordinario en 45 de las 49 carreras de la universidad, 1.898 paralelos regresarán a la presencialidad sin problemas.

De su parte, los alumnos de Medicina del periodo extraordinario adujeron que en el centro superior no proporcionaron a tiempo la información.

Publicidad

“Nos matriculamos y en el sistema se reflejaron todos los problemas que no nos habían dicho. ¿Qué pasaba? Había un montón de docentes que solo aparecía, en lugar del nombre del docente, el nombre como docente aspirante. Eso quiere decir que no había un docente en nómina que nos dé clase”, señaló Diana Amaya, estudiante de la promoción 142.

El rector Francisco Morán sostuvo que uno de los problemas de este y otros centros superiores públicos es que han visto mermados sus presupuestos.

La Universidad Casa Grande conmemora 30 años de vida institucional con una sesión solemne

Por eso, insistió en que ahora las clases del periodo extracurricular de estos estudiantes las dictarán profesores titulares, cuando antes de eso se encargaban docentes ocasionales.

Para este 2022, la Universidad de Guayaquil aspiraba a un presupuesto de 144 millones de dólares, pero le fue aprobado un monto de 121 millones de dólares.

Publicidad

“Con 144 millones de dólares nos sirve para pagar nómina, obviamente, cuestiones estudiantiles, de investigación, vinculación, etc. Lo que estaba solicitando la universidad era solo para cuestiones normales de cualquier proceso académico durante un año normal e iniciar la presencialidad”, refirió Morán.

Se prevé que para este año se matricularán 62.000 estudiantes, en el proceso que ya se inició este martes, 17 de mayo.

La Universidad de Guayaquil contará con más de 1.350 profesores contratados y más de 1.160 docentes titulares. (I)