Intenso sonido de pitos, espera de más de cinco minutos para rodar en una misma cuadra, dos y hasta tres columnas de carros estacionados para dejar o recoger estudiantes. Las escenas se replican en diferentes sectores de Guayaquil en las denominadas horas pico.

El tráfico de Guayaquil se complica a ciertas horas. El retorno presencial a clases ha ahondado ese escenario antes de las 07:00 y al mediodía.

El martes, Mercedes salió a dejar a su hija cerca de las 06:00 desde una urbanización del norte para luego ir a su trabajo. Todo ese trayecto le tomó dos horas, por atascos que encontró en vías. Otros usuarios reportan que en zonas de Ceibos, Perimetral y vía a la Costa también se vuelve complicado circular en horas pico.

El general Luis Lalama, director de Control de Tránsito de la Agencia de Tránsito y Movilidad (ATM), explicó que son al menos ocho zonas complejas en la ciudad en las que coinciden expresos escolares, vehículos privados y buses, lo que provoca un tráfico lento.

Publicidad

Dijo que 310 planteles educativos tienen cobertura de agentes de tránsito en esta primera etapa. Allí, el agente se encarga tanto del control del tráfico vehicular como de verificar que los expresos escolares sean los que están legalmente autorizados.

En las horas pico de salida de estudiantes de colegios aledaños se reporta congestión vehicular en la avenida Las Aguas y Juan Tanca Marengo. Foto: Carlos Barros - El Universo. Foto: El Universo

En el norte, la avenida Juan Tanca Marengo, por la cercanía de los planteles Espíritu Santo, Liceo Cristiano y Mariscal Sucre; en el sector de Ceibos, en la zona del colegio Alemán Humboldt y el Balandra; y en la avenida de las Américas, por la congestión vehicular en los colegios Simón Bolívar y Aguirre Abad. Son todas vías que tienen una importante carga vehicular.

En el centro se identificaron las intersecciones de la avenida Quito y Gómez Rendón, en el colegio Guayaquil; en la calle Lizardo García y Vélez, por el colegio Vicente Rocafuerte; en Víctor Manuel Rendón y Escobedo, por el colegio Enrique Gil Gilbert.

Mientras que en el sur, en la avenida 25 de Julio, por los colegios Amarillis Fuentes y Francisco de Orellana; avenida Domingo Comín, en el colegio 9 de Octubre y otros establecimientos del sur.

Publicidad

Congestión vehicular en la avenida Domingo Comín por inicio de clases en planteles del sur. Foto: Carlos Barros - El Universo. Foto: El Universo

Lalama explicó que el personal está designado para el control del tránsito en esas zonas más críticas; que en estos primeros días de clases la situación ha sido compleja, pero esperan que los planteles vayan mejorando su logística de ingreso y salida de los estudiantes.

Manuel Fernández, residente del norte, explicó que en la avenida Juan Tanca Marengo se demoró más de una hora en retirar a su hija de un colegio de la zona. “Tuve que dar dos vueltas para conseguir parqueo; luego, bajarme para ir a retirarla. Esta situación se vive a diario aquí, no solo en este colegio, todos los de esta zona. El tráfico fatal”, comentó.

Malestar en conductores por intenso tráfico que se formó por calles cerradas en Guayaquil debido a cabalgata

Asimismo, conductores que circulan por las calles Víctor Manuel Rendón y Escobedo también lamentaron la complicación de rodar por el centro a partir del mediodía. Ellos indicaron que, al ser las calles angostas y además haber buses, se vuelve difícil salir del tráfico vehicular.

Conductores y residentes de la avenida Samborondón también lamentaron el intenso tráfico vehicular que viven durante las horas pico, por la salida de estudiantes. Ellos indicaron que las zonas en que más congestión se reporta son a la altura del kilómetro 1, en el km 2,5 y al conectarse con la vía a Salitre. (I)