Se ubican en el sector conocido como entrada de la 8 (av. Perimetral y Casuarina), en la vía pública, para ofrecer una variedad de productos: hortalizas, frutas, botellas de agua, bebidas energizantes, pasta, jabones, y demás. Pero pese a que el sitio es concurrido, muchos vendedores ambulantes evitan usar mascarilla y quienes la tienen, la llevan a la altura de la barbilla con lo que la nariz y boca quedan desprotegidas.

Ese escenario opuesto a las normas de bioseguridad dispuestas para frenar los contagios del coronavirus se replica en muchos otros sectores. No solo son los comerciantes quienes incumplen las medidas, pues en Sauces, por ejemplo, es común ver a transeúntes sin mascarilla, situación que se evidencia también en la avenida Abdón Calderón, la principal del Guasmo.

¿Tienen algo en común estos lugares?

Sí son parte de los ocho sitios en los que se concentra la mayor cantidad de contagios de COVID-19, según un informe del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal difundido el lunes.

Publicidad

En Guayaquil la tasa de incidencia de casos positivos pasó de 1,9 a 3,4 por 10.000 habitantes, según datos recabados por las brigadas médicas municipales que recorren 24 sectores de la urbe cada semana.

Eso quiere decir que en la ciudad se pudo diagnosticar como casos confirmados al menos a 1.200 pacientes, un incremento superior al 50% en relación con las semanas anteriores”, dijo Carlos Farhat, coordinador de Salud del Municipio de Guayaquil.

La mayor incidencia de casos COVID-19 se reporta en los sectores García Moreno y Voluntad de Dios de Monte Sinaí, con una tasa de 29 y 27,6 por cada 10.000 habitantes, respectivamente.

Luego le siguen Guasmo norte (25,8), Samanes (24,5), Fertisa (22,6), Letamendi (21,6), Las Malvinas (21,3) y Sauces (20,4).

En las últimas dos semanas la urbe porteña registra un incremento sostenido de casos positivos y de muertes por coronavirus. Hasta ayer, el Ministerio de Salud Pública (MSP) registró en Guayaquil 27.222 personas infectadas con el virus.

Esta semana 17 personas han muerto en promedio cada día, pero el domingo 21 de marzo la situación fue peor: se registraron 23 decesos de personas diagnosticadas, sin mencionar el subregistro, es decir, quienes mueren sin ser diagnosticados con coronavirus.

Publicidad

Tomando en cuenta esta situación, las autoridades del COE local anunciaron nuevas medidas restrictivas que se irán ajustando dependiendo de la situación epidemiológica en la urbe y el comportamiento ciudadano.

Además, los miembros del COE anunciaron nuevas intervenciones en esos ocho sectores donde se reporta un repunte de la tasa de incidencia de casos confirmados de COVID-19, de acuerdo con el informe de salud de la semana epidemiológica 11, que corresponde del 15 al 21 de marzo de 2021.

En cuanto a los contagios, Farhat corroboró que el 68% de infectados ha estado en las playas, incluyendo el feriado de carnaval.

“Este se ha convertido en un factor de riesgo que ha hecho que el 68% de pacientes que tiene Guayaquil se haya infectado... Allá hay discotecas y bares abiertos, la gente de Guayaquil va a las playas, no guarda ninguna norma de bioseguridad, asiste a discotecas y bares donde indudablemente no hay distanciamiento físico, donde el ruido de la música hace que las personas hablen más fuerte y provoquen la dispersión de aerosoles que contienen el virus y provoquen una dispersión más fácil del virus y, por lo tanto, la propagación de la enfermedad”, señaló Farhat, como principal factor de riesgo del aumento ‘grave’ de casos COVID-19.

Sobre la ocupación hospitalaria, el galeno dijo que las unidades de cuidados intensivos están al 100% en los hospitales del Ministerio de Salud Pública y del Seguro Social (IESS), además del Luis Vernaza (Junta de Beneficencia de Guayaquil), que debió ampliar el número de camas.

En otras clínicas privadas hay cifras que están sobre el 90%.

Existiendo entre 30 y 40 pacientes a la espera para poder llegar hasta una cama de cuidados intensivos, la situación es sumamente grave”, advirtió Farhat tomando en cuenta las posibles aglomeraciones que se avizoran en el próximo feriado de Semana Santa.

Hace dos semanas Guayaquil registraba una mortalidad de 11 pacientes por día, en la última semana la cifra subió a 17 y el domingo tuvo un pico de 23, siendo “la cifra más alta desde los meses de julio”, indicó.

“No todos los pacientes pueden ser atendidos, lamentablemente, ya en unidades de cuidados intensivos (UCI) porque no hay camas, un porcentaje de ellos fallece en domicilios”, recalcó Farhat.

Detalle

En la última semana, los galenos atendieron a 46.935 familias, que representan a 187.740 personas, que derivaron en una tasa de casos sospechosos de 14,2 por cada 10.000 habitantes y una tasa de transmisión de 1,7. (I)