Una fila de más de 100 personas se formó pasadas las 10:00 de ayer al ingreso del punto de vacunación en el Estadio Modelo, en la avenida de las Américas. Ante el cambio de fase del plan de vacunación, decenas de ciudadanos y sus familias han decidido inmunizarse con su primera dosis, incluso adultos mayores de más de 70 años.

Ese es el caso de Cecilia, de 71 años, quien llegó acompañada de una nieta desde el recinto Córdova, en la parroquia Roberto Astudillo, en Milagro. “Ella vive en el campo y no la habíamos podido traer, pero queremos que sí se vacune, desde la semana pasada la trajimos pero solo había CanSino y esa se aplica solo hasta 60 años”, comentó el familiar.

“Ya me decidí a vacunarme. Yo me he cuidado mucho allá en mi casita, no recibía a nadie, pero ahora que he salido un poco más sí quiero protegerme”, dijo la mujer, quien tiene problemas de visión.

En esa espera hubo malestar en algunos ciudadanos tanto de primera como segunda dosis debido al retraso, unos decían que ya llevaban más de una hora y media esperando y no lograban acceder a la vacuna de CanSino o AstraZeneca.

Este panorama también se evidenció en Mucho Lote 1. Allí llegaron adultos a vacunarse su primera dosis. “Yo me enfermé de COVID-19 cuando me llamaron a vacunar y no podía, me dijeron que espere más de dos meses, ya he ido al médico y me dijeron que ahora sí puedo”, explicó Juan, de 64 años.

Mientras que en centros de salud, donde funciona la vacunación anti-COVID-19 actualmente, otros ciudadanos acudieron a buscar la primera dosis de Pfizer. “Mi hija tiene problemas renales y como estaba en tratamiento no acudió a vacunarse, pero ella tiene su certificado médico en que debe usar Pfizer, no CanSino.

En la Zona 8 hay siete puntos de vacunación masiva, en Mucho Lote 1, en el aeropuerto José Joaquín de Olmedo, en el estadio Modelo, el de la Terminal 25 Julio de la Metrovía y en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Guayaquil; el Centro de Convenciones en Durán y el coliseo de Samborondón. (I)