GUAYAQUIL

Publicidad

‘No se sabe cuál es la cámara que lo multa por pasarse la velocidad, porque hay algunas’: inquietud en conductores de Durán por dispositivos instalados

El 9 de diciembre se realizará la ceremonia de transición entre la CTE y la ATD. Desde el sábado 10, los 195 agentes civiles de tránsito iniciarán el control.

A la altura del sector Divino Niño, en el carril central de la avenida Nicolás Lapentti están ubicados dos radares. Foto: El Universo

Publicidad

“El problema es que uno no sabe cuál es la cámara que lo va a multar por pasarse la velocidad (límite permitido), porque hay algunas”; “¿Cómo sé si me están viendo la velocidad a la que voy, si no veo en ningún lado cuánto marcan?”; “Falta más comunicación. Están bien los controles, pero uno tiene que saber para qué es cada aparato”. Estas son las principales inquietudes de conductores que circulan por la avenida Nicolás Lapentti, la principal de Durán.

Desde el jueves 1 de diciembre, en esta arteria, considerada urbana, entraron en operación cámaras para control de velocidad en dos zonas, hasta la vía Durán-Tambo. Los artefactos tienen una nueva apariencia, distinta a la de las cámaras que hay en Guayaquil y en las carreteras del país: se asemejan a los dispensadores domésticos de ambientador.

Vías de Durán incorporan dispositivos para controlar los rangos de velocidad como parte de la competencia que asume Autoridad de Tránsito de ese cantón

Dos están ubicados paralelamente a la bajada del complejo de puentes de la Unidad Nacional, y otro par se encuentra en el sector del Divino Niño; todos están en el carril central. Cada cierto tiempo, los equipos emiten una luz parecida al flash de una cámara fotográfica.

Publicidad

Los aparatos se sostienen en postes metálicos. Pero, adicionalmente a estos equipos, a lo largo de la Nicolás Lapentti hay otros dispositivos con los que la Autoridad de Tránsito de Durán (ATD) prevé ejecutar el control vehicular una vez asumida esa competencia de parte de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE).

La Autoridad de Tránsito de Durán (ATD) empieza el control operativo del tráfico. Foto: El Universo

Esos otros artefactos son similares a las cámaras de identificación de placas que tienen algunas calles de Guayaquil. También están sujetados a postes metálicos, pero no emiten el flash de los radares, por lo que muchos conductores desconocen cuál es su funcionalidad.

La Autoridad de Tránsito de Durán indicó que a más de los aparatos de control de velocidad también se instalaron equipos de control de evasión de la luz roja. De estos últimos hay cuatro zonas desde la Nicolás Lapentti hasta la vía Durán-Tambo.

Publicidad

A lo largo de la avenida Nicolás Lapentti, en el carril central, está la señalética vertical de color verde que advierte: “Zona de control de tráfico”. En algunos tramos también es evidente el letrero luminoso de color amarillo que marca la velocidad a la que van los conductores.

“En toda la vía hay ese letrero; quiere decir que en toda la avenida controlan la velocidad. Pero, si a uno le toman la foto, ¿cómo discute la velocidad si ese letrero (velocímetro) no está en algunas partes?; hay dos o tres nomás”, comentó César Panchana, taxista informal que vive en Durán pero viaja a diario a Guayaquil por carreras.

Publicidad

En total, hay once dispositivos tecnológicos de control de velocidad (como los llama la ATD) a lo largo de la Nicolás Lapentti y lo que corresponde a las vías Durán-Tambo, Durán-Yaguachi y Durán-Boliche.

Otros 26 equipos de control de infracciones estarán colocados en diferentes puntos del casco urbano. Estos van a controlar a las personas que cometan contravenciones de tránsito, como el irrespeto a la luz roja del semáforo.

Con el funcionamiento de estos artefactos, las citaciones a conductores ya se emiten desde la ATD. El sistema computarizado ya arroja la infracción con la fotografía de la placa.

En la avenida Nicolás Lapentti, la velocidad máxima permitida es 50 km/h para vehículos livianos, mientras que los pesados deben circular a 40 km/h. En las conexiones a Boliche, Tambo, Yaguachi y vía al Puente Alterno Norte (PAN), los livianos circulan a 90 km/h y los pesados a 70 km/h.

Publicidad

El límite de velocidad permitida para transporte público y comercial es 40 km/h. Foto: El Universo

“Esta es una vía rápida; por aquí vienen carros que llegan hasta de otras provincias. Ir a 50 (km/h) me parece que no conviene, porque se va a armar tráfico a toda hora. Deben permitir ir a más velocidad”, opinó Ramón Balladares, conductor duraneño, con relación al límite establecido en la avenida principal del cantón ferroviario.

Pero dueños de negocios ubicados al pie de dicha arteria sí están de acuerdo con el límite de velocidad, pues allí se han registrado accidentes y atropellamientos por manejar muy rápido.

Los ojos rastreadores de Guayaquil: en la ciudad convergen dos grupos de cámaras que vigilan paso de vehículos y sospechosos

“Estos rangos se han considerado con base en la cantidad de accidentes de tránsito que se han registrado en esas áreas”, expresó el jueves el general Enrique Varas, director de Control Operativo de Tránsito de Durán.

Según moradores del sector, en la av. Nicolás Lapentti e intersección con la calle Sibambe, una señora fue atropellada por un camión; y, hace pocas semanas, estudiantes del colegio Durán fueron arrolladas por un vehículo que iba a exceso de velocidad.

El 9 de diciembre se realizará la ceremonia de transición entre la CTE y la ATD. Y desde el sábado 10, los 195 agentes civiles de tránsito iniciarán el control operativo del tráfico en el cantón Durán. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad