Que se recaliente el medidor y refleje un aumento en la planilla eléctrica sería el mismo argumento que la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) da en los casos reportados de sobrefacturación de este servicio, anunció ayer la defensora del Pueblo subrogante, Zaida Rovira, quien contó que solicitaron una mesa de diálogo urgente con autoridades para resolver de una vez este aumento en el valor.

En las últimas semanas, cientos de denuncias se reportaron en la Defensoría del Pueblo y redes sociales sobre el excesivo cobro en el servicio de luz. Esta situación también se dio el año pasado durante la pandemia de COVID-19 y el argumento, en algunos casos, fue que tuvo que ver con los electrodomésticos porque se recalienta el medidor, comentó la funcionaria.

“No le podemos decir que porque el medidor está mal yo te voy a cobrar lo que me parece que es. No se puede pasar la responsabilidad por la facturación de un desperfecto que sea imputable a la empresa, eso es de la empresa. La empresa tiene que asegurarse de que la lectura sea real, la que es y por eso llamamos a las autoridades, al ministro de Energía, al propio presidente de la República, asambleístas, para finalizar con esto, reformular una política pública”, recalcó Rovira.

Rovira anunció que de no concretarse con esta mesa de trabajo prevista por la Defensoría del Pueblo se hará otra acción de protección ante la falta de respuestas.

Publicidad

Ella comentó que pese a las acciones legales impuestas en meses anteriores, no se soluciona de forma definitiva este problema y sigue habiendo denuncias por el excesivo cobro reflejado en la planilla. La institución tiene más de 500 acciones ingresadas por esta situación. Ellos como Defensoría del Pueblo solicitarán un cambio de autoridades.

A los exteriores de la Defensoría, en la avenida 9 de Octubre, acudieron decenas de personas con sus planillas con el valor a pagar de más de $ 200. “Yo solo pagaba $ 10 por la luz, vivo en Socio Vivienda 3, tengo mi esposa y una hija con discapacidad. Me acerqué a hacer el reclamo a las ventanillas de CNEL, pero me dicen que tengo que pagar $ 200 para que revisen y hagan todo el proceso, y yo les digo pero de dónde si no tengo, por eso me vine aquí a Defensoría; yo uso cocina de gas, solo tengo una lavadora pequeña y focos, no uso nada más”, indicó Eddy Palma.

Ante estos casos, Rovira comentó que la Ley Orgánica de Defensa del Consumidor detalla que no puede pagar el monto hasta que le hagan la revisión completa del caso. “El ciudadano tiene que consignar el promedio de los últimos seis meses. Es decir, si yo pagaba $ 18 o $ 20 por ese servicio, y me sale una factura de $ 200, entonces yo voy con $ 19 y consigno mientras dure ese proceso de revisión. La empresa tiene que aceptarle. No nos pueden decir primero pague todo y luego revisamos, eso no, el ciudadano debe estar informado”, explicó.

Agregó que el cobro relacionado con las cocinas de inducción ya se ha ido solucionando poco a poco. “Con los colectivos sociales y la Defensoría hemos logrado la devolución de más del 80% de estas cocinas, existe una sentencia que es para todos los afectados, se les obliga a que presenten la cocina y se debe bajar la deuda”, manifestó.

En los exteriores de las oficinas de CNEL, usuarios se mostraron inconformes con estos sorpresivos aumentos del costo en sus planillas, esperan una pronta solución, muchos ya acudieron a la Defensoría del Pueblo a pedir ayuda legal porque no tienen de dónde cancelar los montos elevados para que les hagan la revisión del medidor. (I)