El video se viralizó en redes sociales la noche de este sábado, 8 de julio. “Oe, no me pegues”, dice en el suelo un aparente vendedor informal mientras un guardia lo tiene sometido y otro le da golpes con el tolete e incluso lo patea en la cabeza.

Durante el suceso grabado en 30 segundos, otras personas piden a los guardias que dejen salir al vendedor, que no le peguen en la cabeza. De su parte, los uniformados piden tranquilizarse al hombre al que tienen en el suelo mientras él intenta reponerse.

‘De aquí no me voy’: altercado se registró entre una pareja de vendedores y un grupo de guardias del Malecón

El hecho ocurrió, según la fundación Malecón 2000, el 30 de junio, en el Malecón Simón Bolívar, un espacio en el que el Municipio de Guayaquil ha indicado que, si bien la actividad informal es controlada, no será reprimida bajo ningún concepto.

Publicidad

De ahí que la mañana de este domingo, 9 de julio, el acalde Aquiles Alvarez reaccionó en su cuenta de Twitter ante el hecho: “Imperdonable. Se termina contrato con empresa de seguridad de manera unilateral. Par de energúmenos e insensibles”.

En tres estacionamientos del malecón del Salado se aplica tarifa reducida de $ 1 la hora, igual que en un sector del Simón Bolívar

El personero escribió ese mensaje ante el video del hecho, que varios usuarios divulgaron en esta plataforma. Allí hubo quienes se mostraron en favor del anuncio de Alvarez y quienes se refirieron también a que hay comerciantes que suben las rejas para entrar al Malecón, algo que es prohibido.

Ante aquello, el alcalde guayaquileño señaló que nada justifica la violencia y que un mal golpe en la cabeza puede terminar en la muerte de alguien.

Publicidad

En mayo pasado una pareja de vendedores ambulantes se enfrentó a un grupo de guardias en el Malecón Simón Bolívar. En videos que se difundieron en redes sociales se vio que tanto la mujer como el hombre agredieron verbalmente a los custodios del espacio.

Luego de aquel incidente la pareja salió finalmente del malecón, y en la parte de afuera discutió, en cambio, con un grupo de agentes metropolitanos. (I)