Con las lluvias intensas, el agua se acumula en un tramo de la avenida Velasco Ibarra en su intersección con la av. Jorge Perrone, en Bellavista. Este nivel aumenta más con el descenso de vertientes provenientes de cerros aledaños que rodean al sector del norte de la urbe.

Debido a la anegación de la vía Ibarra, Ramón Vera, morador y comerciante de la zona, debe cargar su bicicleta y avanzar a pie en medio del agua acumulada a un nivel de unos quince centímetros de alto, a fin de evitar daños en la parte mecánica del medio de transporte.

Esta zona de Bellavista es uno de los 44 sectores demarcados por el Municipio de Guayaquil para advertir sobre zonas propensas a inundaciones.

Publicidad

En caso de lluvias fuertes, los vecinos exponen que resultan insuficientes dos alcantarillas que se ubican en la zona de la Velasco Ibarra, en un tramo de cien metros de la acera este, ya que no se abastecen para desfogar el agua acumulada o en su defecto sufren obstaculizaciones.

Vera comentó que el agua suele permanecer estancada hasta que se den labores de desfogue, por acción de los propios vecinos o equipos municipales.

“Lo más importante es que la gente haga conciencia y no tire basura a la calle, a medida que se tape el agua ya no puede seguir y comienza a inundarse”, mencionó este vecino.

Publicidad

En la cima de San Eduardo se mide la capacidad de reacción y evacuación ante riesgo de deslizamiento

Asimismo, debido a la acumulación de agua, los comerciantes sufren pérdidas por el desvío de automóviles hacia otras zonas, ya que incluso en ciertos puntos de calles interiores se dan escenarios de alcantarillas rebosando.

“A veces nos lanzamos a buscar destapar para que siga pasando la gente”, dijo una comerciante que suele ubicarse en el semáforo de la intersección de Ibarra y Perrone.

Publicidad

Asimismo, Vera consideró que debería analizar una ampliación de los puntos de desfogue al conocerse que los dos puntos colocados pueden ser insuficientes en esa zona de riesgo.

“Hacer otro punto de alcantarillado, otras cajas para que el agua baje, y no solo este con esas que están allá que no abastecen”, dijo el vecino.

En la av. Velasco Ibarra y la av. Jorge Perrone se suele acumular agua en las lluvias. En este tramo de cien metros hay dos puntos de desfogue que -según vecinos- pueden ser insuficientes. Foto: El Universo

Que Dios nos tenga misericordia de nosotros, que el fenómeno de El Niño no sea tan fuerte porque aquí nos inundamos toditos, principalmente esta área

Ramón Vera, morador de Bellavista

Otra moradora, Lorena Fernández, contó que la avenida Perrone fue intervenida con obras civiles y con ello mejoró el drenaje de los ductos de alcantarillado de ese costado de la vía.

Durante una lluvia, el agua se acumula, pero el nivel baja paulatinamente con el paso de los minutos.

Publicidad

En caso de precipitaciones intensas, ella contó que se les dificulta salir de la ciudadela puesto que la av. Velasco y Perrone es una de las pocas salidas que tiene el vecindario para moverse hacia el norte o centro de la urbe, a través de la av. Carlos Julio Arosemena.

“Se llena la calle, pero termina de llover y fluye. Dificulta porque uno sale a trabajar. Mientras llueve esto parece un río, antes era peor”, dijo esta moradora que lleva 15 años en la zona.

Ella contó que en otras zonas de Bellavista, como calles interiores, también se debería aplicar un plan integral de alcantarillado para evitar el rebose de otros puntos que afecten al sector

Asimismo, insistió que debería fomentarse una cultura de aseo de parte de la ciudadanía, y además divulgar información de protocolos y advertencias.

En este barrio, ella apuntó que suelen circular los carros recolectores en horarios de lunes miércoles y viernes a partir de las 22:00 aproximadamente. Ello, según estos vecinos, podría difundirse de manera más insistente entre los residentes a fin de cumplir con una buena disposición de desechos.

“Mucho depende que las alcantarillas puedan evacuar con facilidad, siempre hemos tenido ese problema la basura la gente la sacan a cualquier hora, es una corresponsabilidad, nosotros que tengamos las cosas en orden”, dijo Fernández y agregó que en el barrio hay mucha gente que está presta a colaborar en iniciativas de mejoras para el sector. (I)