Inés Briones llegó de Nueva York, Estados Unidos, con el resultado negativo de su prueba PCR en su cartera, horas antes de que vuelva a entrar en vigencia, desde las 00:00 del 14 de enero, la obligatoriedad para todos de presentar este requisito, además del carné de vacunación con el esquema completo (la segunda dosis puesta con al menos 14 días de antelación).

El pasado 3 de enero, el Ministerio de Salud Pública (MSP) dispuso inicialmente que los residentes que venían a Ecuador provenientes de Florida, Estados Unidos, quedaban exentos de presentar la prueba PCR al momento del embarque ante la “escasez de test en ese estado del país norteamericano”, se dijo. Aquella medida era hasta el 6 de enero con la opción de modificación si persistía la falta de las pruebas en aquel destino.

Después, el 7 de enero, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional amplió la medida hasta las 23:59 del 16 de enero. Pero el 11 de enero último hubo un nuevo cambio y ese día se anunció que esta exoneración de la prueba PCR al momento del embarque sería solo hasta las 23:59 del 13 de enero presente.

Con la medida inicial, decenas de ecuatorianos ingresaron, oriundos de Estados Unidos, por las terminales áreas a Ecuador sin presentar su PCR negativa. Ellos, en cambio, debían cumplir con un “aislamiento obligatorio preventivo” por 14 días y debían reportar el resultado de su prueba PCR hecha en Ecuador.

Publicidad

En aeropuertos como el de Guayaquil se aplican varios controles ante el alza mundial de casos COVID-19. Entre estos se mantiene vigente hasta el 16 de enero el permitir que una sola persona ingrese. Foto: Jorge Guzmán  Foto: El Universo

Pero aquel ingreso sin prueba PCR obligatoria para estos ciudadanos fue cuestionada por ciudadanos y también por autoridades locales como la alcaldesa Cynthia Viteri, quien incluso rechazó esta medida ante el alza y riesgo de más contagios del virus.

“El COVID no es nacionalista, el COVID es mundial. (El exigir la PCR a todos) es lo más democrático que existe, así es que todo el que se embarque de afuera hacia la ciudad de Guayaquil al menos, que es por la que tengo que hablar, tiene que venir con prueba PCR”, aseguró Viteri el 10 de enero, en una entrevista en el canal Ecuavisa.

En redes sociales también hubo críticas a la decisión inicialmente adoptada. “Sé de alguien que recién llegó y no le pidieron (la PCR al momento del embarque) y aquí dio positivo para COVID-19. Habría que ver a cuántos les pasó en el avión”, opinó Teresa R., en Twitter.

Otros ciudadanos que cuestionaron la medida la calificaron incluso como discriminatoria. “Por qué solo a los de Florida… Será que la gente del Gobierno, asesores, asambleístas, familiares de ellos… se quedaron varados o no quisieron pagar allá el costo de la prueba y por eso solo la medida (exoneración de la prueba PCR al momento del embarque) fue solo para ellos (los que estaban en Florida, Estados Unidos)”, manifestó Adrián J., un ecuatoriano que llegó de Panamá al inicio de esta semana y que tuvo que presentar su prueba PCR hecha con máximo 72 horas antes de subir a su vuelo.

Alcaldesa Cynthia Viteri en desacuerdo con que ecuatorianos provenientes de Estados Unidos no presenten pruebas PCR de COVID-19 al embarcarse

Otro grupo, en cambio, protestó porque al llegar a Ecuador sin la prueba PCR les cobraban hasta más de $ 100 por realizárselas en el aeropuerto de Guayaquil. Unos dijeron en su momento que si no se hacían la prueba no podían salir de las instalaciones de la terminal aérea.

Tras estas denuncias y alertas, la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada (Acess), entidad adscrita al MSP, realizó operativos en los exteriores de los aeropuertos de Quito y Guayaquil, el 5 de enero, y recordó que el monto máximo de las pruebas RT-PCR (hisopado nasofaríngeo) era de $ 45,08, de acuerdo con lo establecido en abril del 2021.

Publicidad

Ya para el 6 de enero arribaban a Guayaquil ciudadanos procedentes de Florida, Estados Unidos, con su prueba PCR hecha en la nación norteamericana. Unos contaron que la traían para evitarse problemas y pagar altos costos al momento de su arribo a Ecuador y otros porque en sus respectivas aerolíneas les exigían igual el test negativo antes del embarque, aun cuando el Gobierno ecuatoriano haya dado luz verde para este grupo.

Actualmente, toda persona que ingresa a Ecuador por vía aérea internacional debe presentar de manera obligatoria la llamada Declaración de Salud del Viajero al momento de embarcarse a la aerolínea. Se lo puede hacer de manera digital o en papel físico. El modelo está en el link: https://declaracionsalud-viajero.msp.gob.ec/ o en la pagina web del Ministerio de Salud (www.salud.gob.ec) en el apartado Temas Importantes. Ahí está el subtítulo Declaración de Salud del Viajero. Se le da clic y se abre el formato para ser llenado.

En la declaración se piden los datos del viajero, del vuelo, correo electrónico, número de teléfono, lugar y dirección donde va a estar, entre otros, adicionalmente a su estado de salud o síntomas que tenga.

Además, hay que presentar la prueba PCR al momento del embarque y el carné de vacunación con el esquema completo.

El monitoreo por el aislamiento para los que llegaban sin prueba PCR se hacía por teléfono, según el MSP, hasta que presentaran los resultados de la prueba efectuada en Ecuador.

Antecedente de la exoneración previa que hubo para viajeros

En redes sociales, ciudadanos ecuatorianos que viajaron a Estados Unidos y necesitaban volver en los primeros días de enero expusieron sus quejas porque perdieron sus vuelos, ya que no podían embarcar por falta de la prueba PCR que debían realizarse como parte de los requisitos para entrar a Ecuador.

Hasta el 16 de enero, viajeros residentes en Ecuador provenientes de Estados Unidos no tendrán que presentar prueba PCR de detección de COVID-19 al embarcarse

Algunos contaron que en localidades de Florida, Estados Unidos, los resultados de las pruebas se estaban demorando hasta cinco días en ser entregados por la alta demanda de los test, mientras que para embarcar les pedían que la prueba sea hecha hasta máximo 72 horas. También hubo quejas por sus costos.

Por ello, el 7 de enero, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional amplió la exoneración hasta las 23:59 del 16 de enero para los que estaban por embarcar en Florida. Ahí se justificó esta resolución ante la pérdida de los vuelos que tuvieron varios ecuatorianos por la alta demanda de estas pruebas en los laboratorios de Estados Unidos durante los primeros días de enero.

Los ministerios de Salud y de Transporte y Obras Públicas fueron los que, en esa ocasión (7 de enero), pidieron al COE nacional que extendiera aquella medida para que los ecuatorianos en Estados Unidos puedan abordar sus vuelos y retornar al país, donde debían realizarse la PCR por su cuenta. (I)