Termina la lluvia y Rosana, habitante de las calles 27 y Oriente, suburbio de Guayaquil, sale de casa para barrer el agua empozada en su portal y retirar la basura represada en la alcantarilla.

Mientras toma vasos plásticos, hojas y papeles para meterlos en una funda, refiere que obviar esto último incidiría en la inundación del sector.Las precipitaciones mantienen en alerta a habitantes de barrios propensos a la anegación de calles, por lo que estar alertas de las alcantarillas es un hábito en estas y otras zonas del suburbio guayaquileño.

Juan Hermidas, morador de la 27 y Amazonas, y dueño de una despensa, demanda de alcantarillado en la esquina en la que atiende a sus vecinos.

La lluvia registrada entre la noche del miércoles 19 y la madrugada de ayer causó una serie de inconvenientes en la ciudad. El Municipio de Guayaquil reportó daños parciales en dos casas, tres árboles caídos y el despliegue de cuadrillas para el retiro de basura represada en las alcantarillas de nueve puntos de la urbe.

Publicidad

José González, técnico del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), indicó que hay dos factores que inciden en la presencia actual de lluvias, incluso acompañadas de tormentas eléctricas. Habló de condiciones oceánicas que tienen relación, explicó, con la temperatura de superficie el mar por encima de los 26 grados en el borde costero. Y las condiciones atmosféricas. “La incidencia de la zona de convergencia intertropical que propicia condiciones inestables con la generación de nubosidad de gran desarrollo vertical”, sostuvo. “La atmósfera está bastante inestable a nivel de territorio nacional y también hay condiciones oceánicas que aportan con la generación de las lluvias”, expuso.

González estimó que las precipitaciones actuales son consideradas normales, considerando que febrero y marzo son los “meses más lluviosos”.En diez días de febrero se contabilizaron 69,6 milímetros de lluvia. El total del mes es 332 milímetros, según el promedio estadístico del Inamhi.

La noche del miércoles 10 se registró 36 mm en la estación del aeropuerto y 85,8 mm en la de El Cisne 2.El Inamhi estimó para los días venideros que sigan las precipitaciones dispersas de intensidad débil en el centro del Guayas y moderadas en el sur y norte de la provincia.

Estragos

El centro operativo ECU911 Guayaquil y el sistema de videovigilancia Ojos de Águila, de la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil (CSCG), dieron cuenta del colapso parcial de estructuras domiciliarias en el norte: en el bloque 9 de Bastión Popular y en Los Vergeles.

El cabildo atendió con kits de alimentos y de limpieza.Cuadrillas de la Dirección municipal de Áreas Verdes retiraron restos de árboles en el kilómetro 4,5 de la av. Carlos Julio Arosemena, en la zona de una gasolinera. “Otro árbol fue retirado de la ciudadela Floresta 2, frente a una parada de la Metrovía.

También en la intersección de las calles Los Ríos y Bolivia”, refirió la institución en un comunicado.Personal de Interagua y de Urvaseo extrajo la basura que taponaba alcantarillas en puntos como José de Antepara y Portete, Lizardo García y Venezuela, av. 25 de Julio y Aurora Estrada, av. Carlos Luis Plaza Dañín y avenida de las Américas, av. Quito y calle Cuenca, Víctor Emilio Estrada y Las Monjas, Domingo Comín y Roberto Serrano, 6 de Marzo y Alcedo, y sitios de Sauces 6.

En el norte, las lluvias dejan charcos que complican el tránsito en puntos como el ingreso al mercado de Montebello, luego de tomar el desvío de la vía Perimetral.

La mancha de agua cubría dos de los tres carriles de la oreja vial. La situación es similar en la arteria que conecta la vía a Daule con la av. Francisco de Orellana, en el sector Mucho Lote 1. La poza en esa zona industrial cubría uno de dos carriles. (I)