Mariana tiene 18 años y un bebé de 5 meses. Es madre soltera. Está cursando online el quinto año de bachillerato. Vive con su mamá y sus hermanos en el sector de la Trinitaria, en el sur de Guayaquil. Ella es una de las jóvenes que integran los programas de derechos y prevención de violencia en el Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam), institución que ayer realizó diversos actos por el Día Mundial de la Lucha Contra el Embarazo Adolescente, que se conmemora hoy 26 de septiembre.

En Ecuador se reporta que cinco niñas entre 10 y 14 años de edad y 136 adolescentes que tienen de 15 a 19 años se convierten en madres cada día, según la última encuesta con resultados finales del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

La ministra de Educación, María Brown, en entrevista con este Diario el pasado 30 de agosto, hizo énfasis en estos datos y agregó que se registran niñas de 10 años que han fallecido al intentar dar a luz.

Carola Cabrera Villón, vocera de Cepam y coordinadora del proyecto Derechos desde el Inicio-Ecuador, explicó que la situación es crítica porque la pandemia agravó muchos casos ya que se obligó a los niños y niñas a que estén en sus hogares y en la mayoría de los casos, los abusadores son parte de ese núcleo.

Ella explicó que las niñas son niñas y que no se puede tolerar ver cómo cada día se convierten en madres poniendo en riesgo su vida y la del bebé. Por eso, ellos como Cepam junto con diferentes organizaciones desarrollan programas permanentes para educar sobre derechos de cada niño, niña, adolescente y joven. Entre los temas que abordan está la prevención de violencia física y sexual, embarazo preventivo, focalización de metas en los niños y adolescentes, entre otros.

Ayer en la Trinitaria desarrollaron actividades educativas con jóvenes del sector, desde los 14 años en adelante. Una de las participantes era Mariana, quien estuvo en el programa junto con su bebito. Ella se mostró feliz con el acompañamiento y capacitaciones en estos temas. “Ahora mi motivación son mis estudios y mi hijo. Quiero ser veterinaria para darle ejemplo a mi hijo, quiero salir adelante y por eso estoy aquí preparándome para saber mis derechos, comprender los procesos. Les aconsejo a todas las jóvenes que esperen las etapas para que vivan de forma tranquila, que todo se planea, que se sigan preparando porque ahora sin estudios ni títulos es difícil”, comentó la joven.

A más de esta actividad también se desarrolló una jornada de explicación de derechos y formas de evitar el embarazo adolescente en la plaza Rocafuerte, en el centro de la urbe.

Entre las formas de prevenir un embarazo no planificado están que los adolescentes conozcan los cambios que ocurren en su cuerpo, decidir tener relaciones sexuales cuando estén seguros, sin presiones, usar métodos anticonceptivos seguros, utilización del condón correctamente, se detalló en afiches que repartieron colaboradoras de Cepam. (I)