Karina Ramos y Ronald Anchundia ahora son una familia de ocho con la llegada de sus quintillizos: Mathías, Britany, Tiffany, Ronny y Roy. Ellos tienen a sus tres niñas de 12, 7 y 3 años y solo querían incluir a un “varoncito” para completarla, sin embargo la sorpresa de sus vidas fue la llegada de estos tres niños y dos niñas.

Es el segundo grupo de quintillizos que nacen este año en el hospital Alfredo G. Paulson, de la Junta de Beneficencia de Guayaquil.

Los quintillizos de Karina nacieron el pasado 21 de octubre, cuatro meses después de la llegada de un primer grupo de quintillizos en ese mismo hospital, hecho que sorprende a médicos y directivos de la Junta de Beneficencia, pues según sus estadísticas uno de cada 50 millones de gestantes tienen embarazos quintuples.

Estos dos recibimientos de los quintillizos son considerados como hechos históricos y relevantes, indicó el director de ese hospital, Eduardo Bauer.

Publicidad

Nacimiento de quintillizos es considerado por sus padres ‘un regalo de Dios’

En el caso de Karina, de 34 años, se le practicó una cesárea debido a un problema de preeclampsia que se le presentó. Ella comentó que inició sus chequeos en la maternidad del Guasmo, sector por donde reside y que debido a la complejidad del caso, la derivaron al hospital de la Mujer, en la Atarazana.

“Esto ha sido sorpresa tras sorpresa, primero nos dijeron cuatro, en el primer eco, luego al trimestre del embarazo que eran cinco. Sí, nos sorprendió esta llegada pese a que en nuestras familias, sí hay mellizos, trillizos y sabíamos por bisabuelos y taratabuelos que alguna tuvo quintillizos, pero por tema de salud, no habían hospitales desarrollados como ahora no sobrevivieron”, recordó ella.

Comentó que luego del parto, los bebés fueron puestos en termocunas para estabilizarlos en la sala de cuidados intensivos del hospital Roberto Gilbert, cuatro estuvieron con cánula de oxígeno y otro con un dispositivo de ventilación. Ya dos han salido del respirador y al más pequeñito, Mathías, hoy le cambiarán a cánula porque ha evolucionado favorablemente.

Karina ayer acudió a visitar a sus bebés que se recuperan en el hospital Roberto Gilbert.

Acotó que ella acude todos los días al hospital para extraer la leche y que las especialistas los induzcan a la lactancia, además de que los carga, método conocido como mamá canguro para que el bebé sienta el amor y calor de su madre.

La mujer, quien antes de la pandemia se dedicaba a la venta por catálogo, comentó que son una familia humilde, pero muy unida, que las niñas están muy emocionadas con la llegada de sus hermanitos, que tienen preparada una cama amplia para que estén los cinco hermanitos.

Sin embargo, confesó que también hubo muchos días de temor, pues la llegada de cinco niños es “mucha responsabilidad” y la situación es complicada, pese a que su esposo trabaja como técnico de refrigeración.

Publicidad

La madre comentó que han tenido diversas muestras de cariño, apoyo y beneficios de diversas personas e instituciones hasta el momento.

Padres de quintillizos recibirán casa por parte del Municipio de Guayaquil; empresas privadas les obsequiaron productos y servicios

Ayer, por ejemplo, personal de la Junta de Beneficencia les entregaron algunos beneficios como el comprobante en que recibirán un salario como familia por dos años, acompañamiento en salud preventiva en sus primeros cinco años de vida de los quintillizos, acompañamiento educativo con becas para estudios de primera y secundaria que equivalen a $109.000 aproximadamente, además de cuidados básicos posnacimiento.

Estos beneficios los entregaron María Alejandra Muñoz, comisionada para la inversión social de la Junta de Beneficencia, Eduardo Bauer, director del hospital Alfredo G. Paulson y Cristhian Reinel, director hospitalario de la Junta de Beneficencia. También los acompañaron la doctora Cecilia Massache, neonatóloga del hospital.

Estos mismos beneficios se le entregaron a la familia Campoverde Salazar, que también tuvo quintillizos hace cuatro meses.

La madre de los quintillizos indicó que se sienten muy contentos con sus bebés, que los médicos les indicaron que ya en unas semanas podrán llevarlos a casa para compartir en familia y celebrar su cumpleaños 35 para el próximo 26 de noviembre. (I)