Antes de que el avión despegara desde el aeropuerto José Joaquín de Olmedo hubo un “frenazo a raya” que la mayoría de pasajeros se inclinó hacia adelante en sus asientos, en una situación que inquietó a algunos viajeros.

Así contó una de las pasajeras que viajaban en el vuelo de la aerolínea American Airlines que cubría la ruta Guayaquil-Miami y que debió regresarse la mañana de este viernes al reportar un desperfecto.

Ella contó que tras el despegue de la aeronave le pareció raro que las luces no se apagaran.

Publicidad

“Y yo me ahogaba, no teníamos aire, o sea, eso fue desde que despegamos: el pájaro se metió dentro del motor”, supuso la viajera, al tiempo que indicó que en el aire les dijeron que había un desperfecto con dos luces del avión, pero que ya en tierra les comentaron que el regreso fue obligado por un incidente con un ave.

“Nos pareció raro que vinieron Bomberos, cosas de emergencia, pero ahí nos quedamos (en el avión) como 20 minutos, luego nos dijeron que no podíamos despegar en ese avión, que teníamos que hacer de nuevo aduana, recoger en la línea dos las maletas e ir al counter y ver qué solución nos dan”, comentó la mujer y añadió que el vuelo se regresó luego de 15 o 20 minutos de viaje.

Según la Dirección de Aviación Civil (DGAC), el avión aterrizó sin problemas a las 07:00 de este viernes, 31 de junio, con 179 pasajeros a bordo.

Publicidad

Y alrededor de las 09:00, los viajeros hacían fila en el counter de la aerolínea para ver qué alternativas les daban ante el imprevisto.

Otra pasajera mencionó que ella viajaba a Nueva York para cuidar de una hermana que fue sometida a una operación.

Publicidad

En su caso, ella aceptó viajar este viernes en la noche en otra aerolínea sin pagar ningún valor adicional.

“Tengo que estar aquí (aeropuerto) a las nueve de la noche”, refirió.

Contó que American Airlines cubriría los gastos de hospedaje en hotel y su alimentación hasta la noche cuando salga su vuelo.

Otra opción, según algunos pasajeros, es viajar la mañana de este sábado 1 de julio.

Publicidad

Si bien muchos pasajeros se inclinaron por las opciones planteadas por la aerolínea, también hubo quienes pagaron un valor adicional para viajar este mismo viernes a Quito y salir desde allá a sus destinos en otra aerolínea. (I)