Unos 30 pacientes graves con COVID-19 están en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Luis Vernaza de Guayaquil. Esta casa de salud, en una semana pasó de 14 pacientes graves a 30, es decir, un 50 % del total de su servicio de terapia intensiva.

Así lo detalló esta mañana el médico intensivista Luis González, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Luis Vernaza. Él explicó que este servicio atiende al momento unos 60 pacientes graves, de los cuales son 30 por diversas patologías y otros 30 por COVID-19 que están en un área especial, aislados, con los protocolos respectivos.

Más pacientes con neumonía por COVID-19 son ingresados a UCI y hospitalización en clínicas y hospitales de Guayaquil

“La tasa de mortalidad de un paciente que llega a Cuidados Intensivos siempre es alta. Han mejorado los sistemas de soporte, hemos visto que los pacientes vacunados tienen mejor respuesta, van mejorando. Al momento hay un 50 % no vacunados, 50 % vacunados de ese total de UCI COVID-19″, explicó el doctor.

Agregó que en los próximos días se va a ir ampliando la UCI COVID-19 conforme vayan saliendo los pacientes, para así tener mayor capacidad de respuesta, ya que por el comportamiento de la pandemia y por experiencias anteriores se espera que incrementen los pacientes.

Publicidad

Este es uno de los hospitales que toman medidas de contingencia ante el aumento de casos de COVID-19. “Se van a liberar más camas para seguir atendiendo a más pacientes”, comentó.

Según el último informe epidemiológico, hay un aumento a 127 pacientes graves en camas de unidades de cuidados intensivos (UCI) para COVID-19 en la red de salud de la ciudad. Otro punto de alerta es el incremento del promedio de fallecidos a causa del virus de cinco personas a siete por día y el reporte de unos 3.900 pacientes nuevos comprobados por pruebas de hisopados.

El doctor González comentó que hay que estar atentos a los síntomas y para que el PCR sea preciso debe realizárselo luego de cuatro días del contacto con la persona sospechosa o con síntomas.

Aconsejó además que quienes no se hayan vacunado, que lo hagan para evitar que contraigan una enfermedad de gravedad.

Milton Chang Man Ging, jefe de servicio de Infectología del Hospital Luis Vernaza, comentó que siguen llegando pacientes con primeras o segundas dosis, hasta no vacunados. “Llegan a UCI porque también tienen enfermedades prexistentes. Hemos visto que la demanda de atención se incrementó abruptamente. Vemos por el desarrollo de la enfermedad que hay muchos casos de ómicron, pero también casos de delta por las afectaciones en el área respiratoria”, dijo.

Añadió que las recomendaciones de bioseguridad se deben aplicar con más énfasis para evitar el contagio de estas variantes del COVID-19: mascarilla, limpieza constante de manos, distanciamiento, etc. (I)