En un espacio especial asignado para ellos se fueron ubicando los doce personajes reconocidos en la sesión solemne por los 487 años de proceso fundacional de Guayaquil, celebrada al pie de la Columna de los Próceres en la plaza del Centenario, en el corazón de Guayaquil.

Una hora antes, los ciudadanos iban llegando en medio del despliegue logístico y de seguridad que se montó en esa ceremonia que contó con la máximas autoridades de la ciudad y del país.

Entre las doce personalidades se entregaron distinciones por el mérito cultural, inclusión, deportivo y científico. En su historia destacan por su aporte en la construcción de una mejor sociedad, incluso durante más de medio siglo y también, como el pequeño Jonás Koreiva, en un camino de pocos años que ya empieza a dejar huella en la historia deportiva.

Entre los primeros en arribar al evento estuvo Pedro Valverde Rubira, comunicador y abogado de profesión, quien estuvo en compañía de sus familiares. Allí, acomodado en su asiento, él expresó su agradecimiento y dijo sentirse honrado de ser parte de los reconocidos en el plano cultural.

Publicidad

“Es una satisfacción más que personal para mis hijos y nietos”, dijo el profesional de 83 años.

En sus labores que se extienden por más de 50 años ha ocupado cargos como diputado del Congreso Nacional, vocal del Tribunal Supremo Electoral, presidente del Colegio de Periodistas del Guayas, asesor jurídico de la Procuraduría y decano de la Facultad de Periodismo de la Universidad Laica Vicente Rocafuerte de Guayaquil.

Pedro Valverde consideró como un honor ser parte de los doce reconocidos en la sesión solemne. Foto: El Universo

Sus labores, aseguró, a lo largo de estos años han sido en beneficio de la ciudad y sus semejantes, basados en dos aspecto clave: trabajo y responsabilidad, dijo.

Otra de las personalidades reconocidas en el ámbito cultural fue Katia Murrieta Wong, quien es doctora en Jurisprudencia y Ciencias Sociales y gestora cultural. Ella se ha desempeñado como notaria pública y embajadora de Ecuador ante la Unesco, en Francia.

Publicidad

También ha sido colaboradora del área de Opinión de este Diario, embajadora de Ecuador ante la Unesco, en Francia, tiene estudios en el Instituto de Criminología de París, y además hasta la actualidad colabora en consultas legales en la sección El Especialista de La Revista.

En el ámbito cultural ha estado en la Alianza Francesa de Guayaquil, Comisión de Cultura del Colegio de Abogados del Guayas, programas radiales, y continúa presentando el espectáculo ‘Un día en el Guayaquil de ayer’ en el teatro Centro Cívico Eloy Alfaro.

El grito ‘¡Viva Guayaquil!’ retumbó en la avenida Malecón Simón Bolívar durante la etapa final del desfile por los 487 años de proceso fundacional

Ella resaltó que la gente porteña “es muy pujante y de avanzada” en una ciudad que se va formando todos los días. En el plano cultural también consideró que existen avances importantes, aunque queda aún trabajo educativo en el pueblo, dijo. “Sin educación y salud no hay progreso posible”, remarcó Murrieta.

“Muy confortada y agradecida con mi cuidad y mi país que me han dado la bondad de poder servirlos con gran devoción y amor”,

Katia Murrieta Wong

Próximo a cumplir 90 años, Evelio Tandazo destacó como otro de los galardonados por su contribución en el ámbito cultural. Este artista que llegó como adolescente a la ciudad de Guayaquil desde Catacocha (Loja) ha sido el creador de la Venus tropical, su obra más emblemática, que reposa en el ingreso de la Biblioteca Municipal, y además del busto de Julio Jaramillo en el cementerio general. Él estudió en Bellas Artes, donde además impartió cátedra durante años.

Publicidad

En este grupo reconocido a nivel cultural también estuvieron los cantantes Héctor Jaramillo, conocido popularmente como el Señor del Pañuelo Blanco, y Norberto Vargas Mármol, más conocido como Aladino o el Mago de la Rocola.

Asimismo, el comunicador social y abogado Duglas Rangel Donoso fue galardonado por su amplia trayectoria en medios radiales, impresos y digitales. Actualmente sigue como analista y comentarista de temas de coyuntura política nacional e internacional e incluso comparte una columna de opinión en diario El Telégrafo.

Guayaquil reconoce el aporte de tres médicos que dejan huellas en la ciudad y el exterior

Sobre esta condecoración en ese espacio del periódico público, Rangel agradeció el reconocimiento por su aporte en el rescate y promoción de la cultura y valores guayaquileños y dedicó la condecoración a sus compañeros de radio y familia.

En el ámbito deportivo, Jonas Koreiva, de 11 años, estuvo como el personaje más joven entre todos los reconocidos. Con su ropa deportiva, él también estuvo entre los primeros en arribar a la sesión.

Publicidad

Jonás Koreiva, de 11 años, fue reconocido por su destacada participación en la disciplina de vela en los Juegos Bolivarianos, Foto: El Universo

Antes de la entrega de la presea, el menor Koreiva, oriundo de Santa Elena, saludaba con otros de los homenajeados y se observaba entusiasmado de llegar a esta ciudad calurosa, donde sus autoridades lo reconocerían por brillar en el deporte de velerismo desde su corta edad. Él también llegó con varios familiares que siguieron la ceremonia desde los asientos posteriores.

Koreiva dijo sentirse entusiasmado y feliz de haber sido invitado por las autoridades y en su inocencia también expresó su entusiasmo de poder llegarlas a conocer de cerca.

En los Juegos Bolivarianos de Valledupar 2022, Koreiva hizo historia. En ese evento deportivo él se convirtió en el deportista más joven en conseguir una medalla de oro en la modalidad optimist, además de lograr oro y plata alcanzados en equipos, en lightning.

“Quiero seguir creciendo, los deportes son muy buenos y siempre recomiendo el mío porque es muy divertido y hay mucha competencia y se basa mucho en físico y estrategia técnica-táctica”, comentó el menor, que reside en Manglaralto y ha estado en Guayaquil de visita en algunas ocasiones. Del Puerto Principal le han gustado varios sitios como el cerro Santa Ana y el río Guayas, dijo.

Su colega Bella Paredes, pesista fluminense, también estuvo incluida en el homenaje municipal por su papel deportivo.

Ella se consagró campeona mundial júnior al imponerse en la categoría de 76 kilogramos del IWF Júnior World Championships que se disputó en Grecia. Dos preseas de plata y una de bronce consiguió en el Campeonato Mundial de Levantamiento de Pesas, categoría juvenil, en Uzbekistán, en mayo del año pasado. A su vez, en noviembre anterior en los Juegos Panamericanos Júnior de Cali alcanzó otra medalla dorada en la división de 87 kilogramos.

¿Qué es la conurbación del Gran Guayaquil? Aquí se lo explicamos

En el área de la inclusión, Olga Valdez Jiménez fue la única galardonada. Ella es maestra de danzas, lleva 21 años trabajando con su academia, que está por celebrar 50 años, y además lo hace en centros municipales con niños y adolescentes con múltiples discapacidades. Primero inició con la escuela de Audición y Lenguaje, luego con la escuela Cuatro de Enero, durante 19 años, y ahora en el centro Valientes desde hace dos años.

Olga Valdez Jiménez, docente de danza, fue reconocido en el área de inclusión por su loable labor en favor de las personas con discapacidades. Foto: El Universo

“Aquí me encuentro con un reto más grande, todas las discapacidades en una y por ende, en una misma coreografía las mismas discapacidades, es un reto muy grande, pero hermoso, no lo cambio por nada, es mi vida”, resaltó la docente.

Ella tiene más de 50 años de experiencia en la danza, de los cuales durante tres década ha cerrado los lunes culturales de la Espol. “Me siento halagada que me hayan elegido para este reconocimiento. Yo quiero seguir entregando todos los conocimientos que tengo a esos niños, y seguir sembrando la semillita del arte para que florezca hasta cuando Dios me lo permita”, sostuvo.

En este evento, los galenos Guillermo Umpiérrez, Mónica Gilbert y Amalio Martínez fueron reconocidos por el mérito científico. (I)