El Gobierno apunta a repotenciar el Instituto Nacional de Higiene Leopoldo Izquieta Pérez con miras a que esta entidad se encargue, en un futuro, de producir las vacunas contra el coronavirus, indicó la ministra de Salud, Ximena Garzón.

“Queremos en un futuro repotenciar el Instituto Izquieta Pérez para que sea un centro de investigación y de producción de vacunas. Estamos trabajando en ese plan. Nosotros estamos tres semanas en el ministerio, estamos viendo cómo está la situación en los diferentes sectores del ministerio, para poder, como les digo, repotenciar este gran instituto para que pueda llegar a producir vacunas en el futuro”, expresó la funcionaria.

Señaló que al momento elaboran un diagnóstico de la entidad y posteriormente diseñarán un plan para repotenciarla. Esa evaluación dará sus resultados en unos dos meses, estimó la ministra.

Leopoldo Izquieta Pérez, el padre de instituto científico en Guayaquil

“Veremos cómo está el Instituto, cuál será el plan de repotenciación y cuáles van a ser nuestros objetivos a corto, mediano y largo plazo. Les daremos a conocer a ustedes para que vayan haciendo seguimiento de cómo va este proceso”, expuso Garzón en un diálogo con medios de comunicación.

Publicidad

El Izquieta Pérez se inauguró el 25 de septiembre de 1941, cuyo gestor principal fue Leopoldo Izquieta Pérez. Años después, la entidad recibiría esa denominación.

Esta institución se dedicó a la investigación médica y científica para enfrentar los males que aquejaban a los ecuatorianos. En más de 70 años de funcionamiento impulsó la producción de biológicos e inmunizantes.

Uno de sus mayores logros fue la elaboración del suero hiperinmune y antirrábico.

En el 2012, bajo el régimen de Rafael Correa se dispuso la división de este organismo en dos centros: el Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (Inspi), que ha laborado en los últimos meses frente a la pandemia de COVID-19; y la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa). (I)