Puerto Roma, Cerrito de los Morreños, Puerto Libertad y Bellavista fueron las comunas de la parroquia rural Puná donde intervino la jefatura de Control de Vectores. En estos lugares se realizó fumigación intra y extradomiciliaria y se entregaron 500 toldos, como medida de prevención del dengue por el invierno.

La jefatura de control de vectores fumigó lugares abiertas, como parques, canales, mercados, colegios, escuelas, áreas verdes, cementerios y demás sitios.

Omar Tovar, jefe de Control de Vectores, explicó que esta es la primera intervención de cuatro. “Se fumigará hasta el 31 de abril por la época invernal y seguiremos ayudando a Puná porque la salud de cada morador de esta parroquia es primordial”, dijo.

La brigada de fumigación también intervino en los recintos 7 de Septiembre, Ciruelos, Floresta y Nuevo Tenguel de la parroquia rural Tenguel.

Tovar señaló que las brigadas se despliegan en la ciudad y en las parroquias rurales de lunes a viernes y se mantendrán mientras dure la estación lluviosa.

En la zona urbana también se ejecutan brigadas de fumigación y mingas de limpieza en las que se involucra a las personas que viven en los barrios, sectores o ciudadelas que interviene el personal del cabildo porteño. (I)