En el mes de noviembre la Iglesia católica, especialmente en Guayaquil, se alista a vivir una fiesta religiosa que persiste pese al paso de los años.

Se trata de la celebración de Cristo Rey que tiene lugar el último domingo del año litúrgico, en este año corresponde al 26 de noviembre.

La solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo, cierra el año litúrgico. Después de esta celebración el catolicismo se alista para el tiempo de Adviento, un periodo de cuatro domingos previos a la Navidad, en la que los feligreses conmemoran el nacimiento de Jesús.

Publicidad

En Ecuador la celebración empezó, según data la historia, en 1926 cuando un grupo de mujeres católicas invitó a sus vecinos a decorar sus aposentos, tradición que perdura hasta la actualidad; los fieles decoran sus balcones y ventanas con luces, velas, la bandera nacional y cuadros con la imagen de Jesucristo coronado con un cetro en una mano derecha y en la izquierda el planeta. Aunque en algunos cuadros aparece solo con el cetro y en otros se destaca como figura central el corazón de Jesucristo, del cual salen rayos intensos.

En la ciudad existe una parroquia que lleva este nombre y que anunció un programa de fiesta para conmemorar también sus fiestas patronales desde este 16 de noviembre. Los eventos arrancarán con un pregón en el cual se invitó a la comunidad del suburbio a que preparen el balcón o ventana con un altar en honor a Cristo Rey.

Para el 26 de noviembre en cambio se hará dos misas solemne a las 07:00 y 10:00, mientras que a las 17:30 tendrá lugar una procesión con la imagen y a las 19:00 una misa. (I)