Los incendios registrados en bosques del norte de Guayaquil han causado alarma en ambientalistas. El Cuerpo de Bomberos de Guayaquil indicó que estos hechos fueron provocados.

Varias hectáreas del cerro Colorado y del Área Nacional de Recreación Los Samanes, junto a la autopista Narcisa de Jesús, fueron afectadas por las llamas. Estos hechos se dieron entre el martes 21 y miércoles 22.

Para Xavier Salgado, especialista en agroecología y desarrollo sostenible, estas situaciones antrópicas (propiciadas por los seres humanos) pueden ser evitadas. Él recorrió varios bosques la última semana. Indicó que el pasado lunes en cerro Paraíso halló fogatas prefabricadas y algunas cañas quemadas.

“El Ministerio del Ambiente como una autoridad tiene que tomar cartas en el asunto, poner más señaléticas y restricciones a esos lugares”, manifestó Salgado, quien además es presidente de la organización Medio Ambiente Sustentable.

Agregó que una de las decisiones que podrían prevenir estos incendios es la ubicación de guardabosques en estos espacios. “Eso está a la intemperie, por lo menos (que haya) uno en cada bosque para que pueda monitorear en presencia de personas que van a hacer fogatas”, dijo.

Lamentó que con los incendios se siga perdiendo la flora y fauna en estos lugares. “Cuando se queman estos bosques, no solamente hay una vegetación como bosque seco, sino que hay especies que viven en estos hábitats: ardillas, loros, otras especies rastreras como zarigüeyas, gatos de montes. Nosotros no vemos en el día porque están alejadas del ruido urbano”, sostuvo Salgado.

Entre las acciones prioritarias para prevenir incendios y daños en los bosques, recomendó la protección de especies, el fortalecimiento de la educación ambiental. También alentó a las empresas privadas para que apoyen iniciativas ambientales o desarrollen planes en pro de la naturaleza.

Funcionarios del Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica y personal de la Dirección Municipal de Ambiente y Sostenibilidad del Cambio Climático realizan levantamiento de información en la zona de los incendios para determinar las afectaciones totales. (I)