Vecinos de Samanes 6 acudieron a varias tiendas y locales comerciales para abastecerse con botellones y envases de agua ante el corte programado del servicio de agua potable.

Debido a cambio de válvulas, Interagua anunció la suspensión del servicio durante 22 horas, desde las 22:00 del viernes anterior hasta las 20:00 de este sábado. Entre el 35 % y el 40 % de la urbe resulta afectado por esta interrupción del servicio básico.

En varios locales de ese sector del norte de la urbe, así como en otras zonas afectadas, hubo demanda de agua envasada a fin de cumplir con las actividades de aseo y elaboración de alimentos durante esta jornada.

Publicidad

Kimberly Sambay, dueña de una panadería en Samanes 6, refirió que también resultan afectados los negocios, ya que con la falta del líquido a través de tubería se debe emplear un mayor tiempo en la elaboración de sus tareas en su negocio panificador. Ella contó que buscó ducharse antes del corte de agua y guardó un balde con el líquido vital para seguir con la operación en su negocio.

“Aparte de los cortes de luz, ahora hay cortes de agua. Esto afecta bastante. Ahora con una olla cargada debo limpiar”, dijo.

En ese negocio, varios clientes acudieron para comprar botellas de tamaño mediano y grande, por $ 0,50 y $ 1.

Publicidad

“Estamos afectados en estas fechas que pudimos haber ganado un poco más: largas filas de taxis continúan en gasolineras de Guayaquil por falta de GLP

En esa zona, vecinos auguraron que el corte de agua se aplique hasta la hora programada y no se extienda por más tiempo.

Asimismo, en otras zonas llenaron las cisternas como una alternativa ante el corte.

Publicidad

Fernanda Guijarro, dependienta de un restaurante ubicado en Urdenor, dijo que sabían de la interrupción que podía afectar al negocio; sin embargo, estuvieron con las actividades regulares, puesto que en el predio donde alquilan cuentan con cisterna.

No obstante, ella, que también reside en otra vivienda en la zona, indicó que se abasteció con varios envases de agua para cumplir con sus tareas del hogar.

“No ha afectado nuestro trabajo, pero no hay agua en el sector. Aquí (en el negocio) seguimos trabajando porque hay cisterna”, dijo la trabajadora.

Interagua realizó limpieza de ramal en la cooperativa El Prado, en el sector de la Prosperina

En Urdesa también hubo suspensión del servicio. Juan Ordóñez amaneció sin agua al abrir la ducha de su hogar. Él debió recurrir a varios envases donde había almacenado el líquido vital y tuvo unos minutos de retraso en su salida.

Publicidad

“Toma un poco más de tiempo asearse. Esperemos que no se vuelva repetitivo esta clase de eventos, como lo que ocurre con la luz”, dijo.

La suspensión del servicio de agua potable también afectó a usuarios de Amagua, que se ubican en La Aurora (Daule) y La Puntilla (Samborondón), además de Nobol. (I)