Cada año, cientos de conductores deben cancelar valores por exceso de velocidad y otras infracciones. No todos pagan de inmediato, sino que buscan impugnar para tratar de evitar el pago.

A unos les genera malestar el cobro de la multas de tránsito, principalmente las generadas por los radares por exceder el límite de velocidad. ¿En qué se usa el dinero de las multas que recauda cada año la ATM? La Autoridad de Tránsito y Movilidad (ATM) explicó a este Diario los ingresos que se generan por concepto de sanciones.

La entidad de tránsito reveló que solo por exceder el límite de velocidad, del 1 de enero al 31 de julio del 2023, se han emitido 111.039 multas que han generado $ 10′633.410 en sanciones.

Publicidad

Hasta la fecha se han pagado 78.766 de estas multas, indicó Édgar Lupera, director de Gestión de Infracción de la ATM.

Lupera agregó que actualmente hay 41 fotorradares operativos en Guayaquil, que cuatro han sido vandalizados este año y dos de estos ya fueron rehabilitados.

El funcionario también detalló que por otras infracciones, como invasión de carril de la Metrovía, parquímetro, mal estacionamiento, doble columna y no respetar la señal se han emitido multas por un valor de $ 3′933.333 en 2023.

Publicidad

Así, en los primeros siete meses del presente año se ha generado en multas un total de $ 14,5 millones. En 2022 fueron más de $ 20 millones solo por fotorradares.

‘Tengo siete multas por supuesto exceso de velocidad, con la misma foto’: taxistas en Durán realizaron caravana para rechazar multas de radares

El director también mencionó que el dinero de las multas no va a un plan específico, sino que se suma al presupuesto de la ATM para la producción de señalización horizontal y vertical, para la semaforización (hay 887 intersecciones semaforizadas en Guayaquil), para equipar a los agentes y para adquirir cámaras (hay 16.000 cámaras).

Publicidad

“Y en los costos de mantenimiento, para que toda esta tecnología y los servicios estén activos”, agregó Christian León, director de Informática de la entidad. Mientras que el director financiero de la ATM, Efraín Quiñónez, detalló que de enero a julio el gasto institucional ha sido de $ 58′500.000, de los cuales $ 40 millones se refieren a gastos de inversión.

En el centro comercial Albán Borja hay un centro de atención ciudadana de la ATM para el pago e impugnación de multas de tránsito.

“Constituye, sí, el mayor rubro de ingreso, pero también recibimos una asignación del Gobierno central”, aclaró Quiñónez. Y los trámites de registros vehiculares (las matrículas) también constituyen un valor que ingresa.

El responsable del área informática detalló que la entidad ha instalado en los últimos años más de 16.000 cámaras, que son monitoreadas en el Centro de Control Integrado de Tránsito y Transporte (CCITT), ubicado en el último piso de la Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil (CSCG).

¿Cuáles son las avenidas donde más multas por exceso de velocidad se han impuesto con fotorradar en Guayaquil?

“Hay 14.900 cámaras en buses, taxis, expresos y Metrovía; hay 471 cámaras de monitoreo de tránsito; hay 112 cámaras analíticas; hay 199 cámaras con reconocimiento de datos (pueden identificar una placa y rostro del conductor). También hay 294 en estaciones de la Metrovía”, señaló Christian León, quien agrega que esta tecnología permite reconocer la placa e ir marcando la dirección que toma un vehículo en específico. Eso puede ayudar en una persecución, dijo el funcionario.

Publicidad

El director de Gestión de Infracciones de la ATM insiste en que la implementación de los radares en vías de alta siniestralidad se da tras un análisis minucioso, y que sí se ha conseguido bajar las cifras de muerte y heridos en algunos sectores.

En las avenidas Francisco de Orellana y Juan Tanca Marengo se logró reducir en un 11 % la cifra de siniestralidad entre el 2022 y el 2023; sin embargo, en la vía a la costa y en la vía a Daule se dio un incremento en el cifra de accidentes, de entre 43 y 53 %, pese a las sanciones. (I)