Este mediodía dos adultos mayores fueron atropellados luego de recibir la vacuna contra el COVID-19 en el Coliseo Mayor de deportes, ubicado en el sector de El Batán, en Cuenca.

El presunto responsable fue un taxista que en primera instancia quiso huir del lugar, pero fue capturado por los moradores.

David Parra, presidente del barrio El Coliseo, comentó que esta zona es de gran afluencia de vehículos y personas que se dedican a entrenar diferentes deportes, pero también en las últimas semanas se adecuó como un punto de vacunación exclusivo para los adultos mayores. A esto se suma la alta velocidad que imprimen ciertos conductores de taxis, buses y autos particulares que circulan por la zona.

Los adultos mayores fueron arollados en el carril en sentido sur-norte de la avenida Doce de Abril mientras cruzaban el paso cebra para, aparentemente, ir a la parada de bus y volver a su hogar. Parra afirmó que el taxi, de placas AAA-2700 y registro municipal 0492, iba supuestamente a exceso de velocidad cuando arrolló a la pareja.

Publicidad

El adulto mayor resultó con laceraciones y la mujer quedó debajo de la carrocería. Para sacar a la dama, la gente del sector levantó el automotor con sus brazos y con gatas hidráulicas.

“Los mayorcitos cruzaban la calle, presumo que se salieron vacunando. El taxi venía a exceso de velocidad, lo cual el señor debe estar consciente de que no respetó el paso peatonal”, afirmó Parra.

Al inicio, según dijo, el chofer quiso huir del lugar, pero la comunidad lo impidió para que se hiciera responsable del suceso. A esto, Juan Barona, testigo del lugar, acotó que la mujer quedó con la mitad del cuerpo sobre la acera y mostraba varios golpes, mientras que el hombre a primera vista solo tenía laceraciones.

A los pocos minutos llegaron dos ambulancias del Cuerpo de Bomberos para valorarlos y llevarlos a una casa de salud. Asimismo, arribó personal de la Empresa de Movilidad para llevarse detenido al taxista, mientras agentes de la Comisión de Tránsito del Ecuador iniciaron las investigaciones en el lugar.

Las autoridades no dieron su versión, porque se encontraban levantando las presuntas evidencias.

En horas de la tarde se confirmó el deceso de la mujer, mientras el hombre permanecía hospitalizado en una casa de salud de la capital azuaya. (I)