La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, matizó su discurso con recursos literarios. Apeló al sentimentalismo para resaltar el valor de los guayaquileños de nacimiento y de corazón, para levantarse de la pandemia del COVID-19. Ensalzó el rol de la mujer como base fundamental de la familia para enfrentar el encierro obligatorio en los momentos más críticos de la crisis sanitaria.

Citó a los fallecidos en la pandemia, a quienes se levantaron luego de superar el COVID-19, así como a quienes se volvieron héroes, dijo, trabajando en diversos campos. Evocó a los caídos y citó las obras físicas y las jornadas de vacunación. En eso centró su discurso la alcaldesa en la sesión solemne por el aniversario 486 del proceso fundacional de Guayaquil, que se realizó este domingo 25 en la plaza Colón, en las faldas del cerro Santa Ana, donde según la historia surgió la urbe.

“Forjados a fuego, señor presidente, construidos de hierro. Así somos los guayaquileños, hemos logrado levantarnos una y otra vez alrededor de la historia. Somos resistentes como el roble, que se rebela ante la tempestad. Somos constantes como el agua, que horada la roca para abrirse paso hacia el mar. Valientes como el guerrero solitario, que aun acorralado pelea hasta su último aliento. Y determinados a volver a empezar como lo hace el águila”, fueron las primeras expresiones de Viteri durante la sesión.

Participaron ministros, autoridades de la Iglesia y funcionarios militares.

Publicidad

La alcaldesa refirió que, durante los meses más críticos de la pandemia, la gestión municipal atendió la situación pese al retraso de cuatro meses en las rentas que por ley le corresponden al Puerto Principal. Eso se reflejó, entre otras cosas, cuando en 36 días se logró bajar el pico de muertes por COVID-19 de 586 en un solo día a cero muertes por encima del promedio habitual.

“Ímpetu es lo que alberga el alma de los guayaquileños, fuerza ante la adversidad. La capacidad de trabajar por otros aun con el luto en el alma”, sostuvo la funcionaria.

En el plano de la obra pública, indicó que la ciudad recibirá más de 700 obras, entre licitaciones, contrataciones, trabajos ejecutados y terminación de ellas. En ese contexto, el mensaje fue el de no esperar a que pase la pandemia sino aprender a adaptarse a los cambios impuestos.

Pavimentación de calles, dotación de agua potable y alcantarillado, así como plantas de tratamiento de aguas servidas, son parte de esa lista que mencionó.

Ofrendas florales para conmemorar los 486 años del proceso fundacional de Guayaquil

Habló del centro para atender a mujeres con problemas de adicción que funciona en Bastión Popular y del que se construye en la isla Trinitaria para varones. Dijo que ya están listos los monumentos que se colocarán en la plaza del Bicentenario, pero que aún falta la obra civil. Y destacó el concepto de intervención que tuvo la calle Panamá, en donde se ha priorizado el uso peatonal.

Viteri agradeció al presidente Guillermo Lasso, quien estuvo presente en la sesión, por la dotación de vacunas contra el COVID-19 para la ciudad. “Estamos recibiendo la mayor cantidad de vacunas que hemos recibido como ciudad hasta el momento”, expresó, y agregó que los incentivos municipales han sido importantes para incentivar a la gente a que se vacune.

La alcaldesa pidió al mandatario que se construya el Quinto Puente (ofrecido en el gobierno de Lenín Moreno), cuyo trazado unirá a Durán con el sur de Guayaquil.

“Para que no solamente la ciudad se beneficie, sino que esto va a traer desarrollo económico nacional. Solo trabajando en equipo, como lo hemos hecho toda esta semana con cada uno de sus ministros”, manifestó la funcionaria, quien también habló de la importancia de tener leyes que no protejan a quienes delinquen. (I)