La aplicación de la primera y segunda dosis en puntos de vacunación en Guayaquil se complicó la mañana de ayer en la Universidad Católica (UCSG). Más de cien personas llenaron, entre las 09:00 y 11:30, el parqueadero de un edificio de la U. que fue designado como vacunatorio.

Allí hubo adultos mayores sentados en las sillas de espera, otros no alcanzaron y esperaban de pie, todos ellos acompañados de sus hijos o un familiar que evidenciaron molestia en la confusión que se ocasionó en esta nueva jornada.

“Tienen a la gente aquí sentada esperando demasiado tiempo, más de una hora, que hagan una fila acá, que hagan una fila allá, no hay una comunicación, una señalética que indique cuáles son de primera dosis o segunda dosis. Están tratando con adultos mayores, debería haber un trato más personalizado y ágil”, lamentó una joven que se mostró molesta junto con su abuela de 85 años.

Eduardo Sanga explicó que se evidencia un desorden, desorganización. “Mi papá llegó puntual a su cita y está al último, más de cuarenta personas antes. Estoy desde las 09:30 porque nos dijeron que media hora antes, pero nos encontramos con esto, ahora nos dicen que no importa el horario, ¿y entonces para qué es la cita? No es así tampoco, da pena porque son adultos mayores. Yo he ido a la Espol, buena organización. He ido a Samanes, buena organización al aire libre, pero aquí estamos a oscuras en un parqueadero y esperando más de dos horas”, lamentó el hombre que llegó con su suegro de 75 años.

Publicidad

Al sitio acudió personal de la Policía Nacional para vigilar el control del orden, mientras que militares junto con funcionarios del MSP organizaron a las personas para que las filas fluyan con menos espera. La situación estaba controlada pasado el mediodía.

Una situación similar se repitió el pasado miércoles en este mismo punto y en la Ecotec, en la vía a la costa, debido a la cantidad de personas por primeras y segundas dosis contra el COVID-19. Sin embargo, en la Ecotec dividieron el flujo de llegada en dos grupos. Un área solo para segunda dosis-refuerzo y otro espacio, con diferente equipo de trabajo, para quienes llegaban a la convocatoria de la primera dosis que tenían que registrarse.

Esta organización diferenciada también se replicó en otros vacunatorios, como por ejemplo, Solca, el Instituto Tecnológico Bolivariano (ITB), Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES), en donde se aplicaron 400 segundas dosis y más de 1.500 primeras dosis, entre docentes y personas del grupo vulnerable.

Más de 45 mil inmunizados contra el COVID-19 en cuatro puntos de vacunación MSP-Municipio de Guayaquil

El coordinador de la Zona 8, Jonathan Guacho, explicó que se está atendiendo a quienes acuden con el agendamiento directo por CNT, coordinado con el MSP, y a quienes llegan por libre demanda, que son personas mayores a 85 años con enfermedad catastrófica y con discapacidad mayor al 50%, en los catorce puntos de vacunación que hay en Guayaquil, Durán y Samborondón.

Los puntos de vacunación del Ministerio de Salud están en el hospital Alfredo G. Paulson, en La Atarazana; en la Espol, vía Perimetral; en la Universidad Politécnica Salesiana (UPS), en el barrio Cuba; la Universidad Espíritu Santo (UEES), km 2,5 av. Samborondón; el coliseo Humberto Andrade, situado en la cabecera cantonal de Samborondón; Centro de Convenciones en Durán; Colegio Cristóbal Colón, en el sur; Vacunatorio Exprés, en Samanes; en Posorja y en Tenguel. Otros cuatro adicionales operan en convenio con el Municipio de Guayaquil: Instituto Tecnológico Bolivariano (ITB), Solca, Ecotec y en la explanada de Mucho lote 1, en el norte. (I)


Publicidad

Pacientes oncológicos con cita de tratamiento y vacunación

En el punto de vacunación de Solca a diario acuden más de 400 pacientes oncológicos a recibir su vacuna, que coincide con alguna cita médica, examen, o diligencia que tengan que realizar en el hospital.

Ayer, Aidé y Enma Álava, hermanas sobrevivientes de cáncer de seno, acudieron ayer a recibir la primera dosis de Sinovac. Su familiar comentó que el sistema de agendamiento de Solca las convocó para que aprovechando un control que tenía, acudan a colocarse la inmunización.

“Llegamos a las 9 de la mañana y mire 9:15 y ya estamos atendidas. Me parece muy bien que hayan separado a los pacientes oncológicos de otros y que a los pacientes no los hagan salir mucho. Nosotros llamamos esas salidas peligrosas cuando nos hacen salir y salir con pacientes delicados como los sobrevivientes de cáncer pero aquí en Solca no pasó eso, una sola cita para las dos cosas, me parece oportuno”, dijo Luz Padilla.

En el punto de vacunación en Solca se inoculan a más de 400 pacientes oncológicos. Foto: Carlos Barros. Foto: El Universo

El doctor Guido Panchana, director médico de Solca Guayaquil, explicó que luego de haber tenido el aval del Ministerio de Salud para convocar a sus pacientes a la inmunización, ellos utilizaron su plataforma para citarlos.

“El médico tratante siempre vigila que esté todo ok para que lo autorice vacunarse o también le puede aplazar. Es una coordinación directa, hay una recomendación médica para la aplicación de la vacuna. Los pacientes oncológicos se pueden vacunar pero hay tiempos en que puede aplicarse o puede esperar unos días dependiento el tratamiento. El médico le puede decir sí, sí, vacúnese, o espere, por eso primero van a su cita y luego a la inmunización. Somos muy cuidadosos con nuestros pacientes”, comentó Panchana. (I)