“Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil no se responsabiliza por las deficiencias que se producen en el servicio que presta Migración. Servicio que es total responsabilidad del Gobierno central”. Es el mensaje que se lee en dos banners verticales escritos en español e inglés ubicados bajando el corredor de ingresos de los aviones, en la zona en donde se entra al recinto que atiende Migración.

La situación, al parecer, refleja en otro escenario, más allá que el de la seguridad, las diferencias que hay entre el Gobierno nacional y el Municipio de Guayaquil. Y ha generado críticas de los usuarios del aeropuerto José Joaquín de Olmedo, expresadas a través de plataformas digitales.

Aeropuertos de Quito y Guayaquil fueron escogidos como los mejores regionales en Sudamérica para el 2022

“Es lamentable ver que la @alcaldiagye se ponga a pelear como niños de escuela con el Gobierno central. Ecuador es uno y al usuario no le interesa de quién es la culpa, lo que le interesa es que se solucione el problema. @CynthiaViteri6 haga retirar estos letreros, por favor”, escribió en Twitter la usuaria @jazharb.

Se refiere a la demora que se produce en el área de Migración porque, aparentemente, el personal designado no se da abasto con los pasajeros, no es suficiente.

Publicidad

“Nadie, ningún turista o usuario, va a quejarse /servicio en aeropuerto diferenciando que el problema es de Gobierno central o municipal. Simplemente dirán que es bueno, regular o deficiente, pensar en parcelas y no buscar soluciones o mejoras es lo que nos mantiene en el subdesarrollo”, comentó @carlossilvap.

Y en la misma línea otros usuarios de Twitter lamentan que no haya acuerdos entre el Gobierno y el cabildo porteño en pro del bienestar de la ciudadanía, independientemente de cuál sea el escenario de las discrepancias.

Nicolás Romero, gerente general de la Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil (AAG), indicó a este Diario que esos banners fueron instalados el fin de semana con autorización de la alcaldesa Cynthia Viteri y los retiraron ayer, miércoles 17 de agosto, porque funcionarios de Migración se han comprometido a solventar la situación hasta el 1 de septiembre.

“Ayer me visitaron funcionarios de Migración, dos de ellos viniendo de Quito directamente a decirme que era una vergüenza que eso esté allí (banners), que cómo es posible que yo lo haga. Y les expliqué exactamente por qué lo he hecho (...). Los retiré después de que por primera vez vinieron seis funcionarios, de los cuales dos o tres de ellos venían de Quito por los letreros, si no no hubieran venido”, manifestó él.

Publicidad

Comentó que esta iniciativa no es nueva en el aeropuerto, pues durante el gobierno del expresidente Rafael Correa se instalaron similares letreros hasta que esa administración tomó medidas y atendió las falencias.

En ese régimen, recordó, se eliminó a la Policía Nacional y se puso a personal civil para que el servicio mejore dentro del aeropuerto.

Romero señaló que en el periodo de Lenín Moreno volvieron a tener los mismos problemas de ausencia de personal y se formaban largas filas en Migración.

Se propuso en el gobierno de Moreno que entre Tagsa (empresa que opera el aeropuerto de la ciudad) y la AAG se aportara con un millón de dólares al año para que se contratara personal para solucionar el problema, pero esto no se atendió, sostuvo él.

Publicidad

El gerente de la Autoridad Aeroportuaria refirió que el problema se ha agudizado en el actual gobierno. Que personal de Tagsa ha hablado con los tres últimos subsecretarios de Migración, con los ministros de Turismo y de Transporte y el anterior gobernador del Guayas, sin tener una respuesta favorable.

Por primera vez en 25 años, el aeropuerto de Guayaquil supera al de Quito en el tráfico internacional de pasajeros

“Esto no es culpa de Guillermo Lasso, es con cualquier Gobierno central, la poca atención que se da a Guayaquil a diferencia de lo que se da a Quito, en todos los aspectos”, recalcó Romero.

Algo similar a lo ocurrido en el aeropuerto José Joaquín de Olmedo ocurrió en el noroeste de Guayaquil, donde el Municipio instaló letreros en los que indicaba que no le correspondían los trabajos de reparación de la avenida Monte Sinaí, un asentamiento consolidado en proceso de regularización. Esa obra la ejecuta el Gobierno nacional. (I)