Intenso movimiento de peatones y usuarios a bordo de vehículos se notó la tarde del domingo en los bajos del paso a desnivel ubicado en la av. 25 de Julio y Ernesto Albán, debido a la feria habilitada por comerciantes de arreglos florales a propósito del Día de la Madre.

Alrededor de las 15:00, los usuarios arribaban a ese sitio del sur porteño, mientras los comerciantes se mostraban entusiasmados por exponer y concretar la venta de distintas variedades de arreglos florales acompañados de regalos, a partir de $ 5 en su mayoría.

Inés Palacios saca su instinto maternal y lo fusiona con su profesión de enfermera en su labor como bombera voluntaria

Allí, varios comerciantes resaltaron que el encuentro había tenido una buena acogida y esperaban que se les brinden más oportunidades para realizar actividades comerciales de manera ordenada en espacios públicos de la urbe.

Publicidad

El jueves anterior, como parte de los planes de formalización de vendedores autónomos, el Concejo municipal autorizó la habilitación de este corredor comercial para la venta de comerciantes por motivo del Día de la Madre.

Ellos debieron cumplir varios requisitos, como el pago de una tasa de $ 4,25 por ocupación de la vía pública y mantener los espacios limpios.

En uno de los puestos, John Sinche estuvo junto con su esposa e hija para exponer arreglos florales con globos y peluches desde $ 5 hasta $ 20, dependiendo del tamaño.

Publicidad

Jhon Sinche contó que tuvo buena acogida con la venta de arreglos florales este domingo. Foto: Ronald Cedeño

Él dijo que llevaba trece años en la zona, pero esta vez notó una mayor concurrencia de vendedores y, a su vez, aumento de clientela. Hace trece años, cuando recién comenzó a ubicarse en la zona, apenas eran unos diez comerciantes y ahora sumaban al menos medio centenar.

En este fin de semana, este hombre expuso unos 150 arreglos florales, y para la tarde de este domingo apenas le quedaban unos 20. Con unas rosas, esta tarde, realizaba varios de estos adornos.

Publicidad

Clara Abad, directora de fundación Sor Domingo Bocca, cumple rol de madre para sanar el corazón de niñas de hogares disfuncionales

“Este año ha sido más movido que el año pasado. La gente viene porque es más económico. Que sigan dando estas oportunidades, porque todos necesitamos. Aquí estamos trabajando tranquilo, con permiso”, dijo el comerciante.

José Castillo, otro comerciante de la feria, expuso unos 300 arreglos, una cifra que duplicó los 150 que acostumbra a promocionar en este punto en años anteriores. Él tuvo canastas que estaban decoradas con caja de chocolate, peluche, flores artificiales, vino y más regalos, con precios de $ 5, $ 8, $ 10, $ 15 y hasta $ 30.

Publicidad

“Este año es un poco más porque vimos que en San Valentín nos faltó, y este año por las madrecitas quisimos hacer más. Hasta ahora, un 85 % se ha vendido. En épocas anteriores era lo mismo, pero en menor proporción”, dijo.

Él dijo que este punto atrae al público del sur al tener precios económicos en comparación con otros sitios. “Gracias a Dios, cada año nos va excelente. En San Valentín arrasamos con todos los arreglos, y esta vez también las expectativas hasta arriba”, expuso.

Otra comerciante, Mariana Acosta, en cambio, expuso que el movimiento aún era menor al esperado para este domingo, probablemente motivado —según ella— por la coincidencia de la compra de útiles escolares por el inicio del año escolar.

El fin de semana, ella expuso 120 arreglos, sobre todo de flores artificiales, pero entre la noche del sábado y mañana del domingo vendió unos 50 artículos, y aún para la tarde del domingo le quedaban alrededor de 70 arreglos.

Feria se instaló durante este fin de semana en la av. 25 de Julio y av. Ernesto Albán. Foto: Ronald Cedeño

De su parte, Castillo dijo que esperan que desde la Municipalidad los incentiven a obtener nuevos permisos para continuar operando en futuras ferias que podrían organizarse, sobre todo por el Día de San Valentín y Día de la Madre, fechas en que se agita la venta de estos arreglos florales y obsequios en la zona.

Además, entre comerciantes resaltaron que con el aval municipal del corredor comercial pueden trabajar con tranquilidad, sin temor a ser removidos por personal metropolitano, y además se cuenta con apoyo de resguardo de delegados municipales y camionetas de Segura EP.

Entre usuarios que asistieron sugirieron que el ornato de la zona se mejore con puestos uniformes entre todos y además se limpie en profundidad el sitio. En algunas aceras aledañas hubo otros comerciantes que aprovecharon para instalar sus carpas para vender artículos y arreglos florales. (I)