Los viajeros con arribos internacionales, que ingresen a Ecuador, deberán presentar un carné de vacunación anti-COVID-19 -ya sea con vacunas de una sola o de dos dosis- con una vigencia de catorce días antes de la llegada del vuelo para poder ingresar sin problema a Ecuador. Esa es parte de las nuevas medidas de bioseguridad que se registran en protocolos del Ministerio de Salud Pública (MSP).

Según el documento de la Subsecretaría Nacional de Vigilancia de la Salud Pública, se detalla que toda persona que ingrese al Ecuador continental por vía aérea internacional deberá presentar de manera obligatoria el resultado negativo de una prueba RT-PCR, prueba de antígeno negativa (hisopado nasofaríngeo) realizadas hasta 72 horas antes del arribo, o a su vez el carné de vacunación contra el COVID-19 con esquema completo de al menos catorce días de vigencia.

Esta medida se aplicó desde el pasado 1 de julio que entró en vigencia este lineamiento para vuelos internacionales. Ayer, decenas de personas llegaron a Guayaquil en vuelos provenientes de España, Estados Unidos, Bogotá y Panamá.

La mayoría indicó que presentó su PCR negativo porque no tenían las dosis completas de la vacuna anti-COVID-19 y otros porque no tenían ni la primera inmunización. También hubo el caso de personas que sí usaron su carné de vacunación para ingresar como Sandra, residente de Estados Unidos que llegó con su niña de 3 años a visitar Ecuador.

“Me pusieron la Pfizer en marzo y en abril pasado ya contaba con la vigencia; en cambio, mi nena como es pequeñita le hice un examen PCR, el hisopado, para que no haya problema y pueda entrar”, explicó.

Aglomeraciones para recoger a viajeros

Ayer, personal de seguridad del aeropuerto José Joaquín de Olmedo ordenó a los familiares que acudieron a recibir a los viajeros para que esperaran en donde la señalética les indicaba, ya que ahora muchos generan aglomeraciones, no todos esperan en la carpa como antes se lo hacía.

Personal del aeropuerto comentó que se mantienen claros los protocolos estrictos de bioseguridad como el distanciamiento físico de 2 metros, lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 40 segundos, desinfectarse las manos por al menos 20 segundos con alcohol gel al 70 %, usar obligatoria y correctamente la mascarilla, limpiar continuamente superficies de alto contacto, asegurar el recambio de aire en espacios cerrados o reducidos, de preferencia con ventilación natural, evitar participar en reuniones de más de diez personas en sitios cerrados. En el caso de ser necesaria la reunión, debe ser con menos de diez personas asegurando la ventilación del lugar.

Además, que todo pasajero al arribo a los aeropuertos en el Ecuador pasará por un sensor de temperatura que permitirá identificar si esta es superior a 37,5 °C. “Todo viajero en el Ecuador que presente síntomas relacionados a la COVID-19 posteriores a su arribo será considerado como un “caso sospechoso” y deberá llamar al 171 para agendar una cita médica o acercarse a la unidad más cercana del Ministerio de Salud Pública del Ecuador para recibir atención médica o a un proveedor de servicios de salud público o privado”, se detalla en el documento de los protocolos del MSP. (I)