La comitiva tiene unos cuatro años, nació en poco después del periodo más crítico de la pandemia por el COVID-19 en 2020. Los moradores de la primera etapa de la Alborada vieron la necesidad de organizarse para empezar a ejecutar proyectos que impulsen a su barrio.

Así nació Alborada Progresa, un colectivo que acoge al menos a diez líderes que coordinan en su cuadra las necesidades y las actividades que se requieren para lograr una buena convivencia. Cada líder tiene a su cargo entre 20 y 24 familias, casi todos son residentes fundadores de ese barrio.

Los chats comunitarios ayudan a impulsar a los emprendedores de Mucho Lote II

La comitiva está liderada ahora por Óscar Valdivieso, un morador que lleva más de 40 años en esta zona que, considera, fue el génesis de lo que es ahora La Alborada.

Publicidad

Según Valdivieso, esta etapa de la ciudadela Alborada quedó escondida tras el crecimiento de las etapas siguientes. De hecho, existe confusión de cuál es el cuadrante en el que están los moradores de la primera ya que, regularmente, los confunden con la segunda.

El cuadrante que concentra a esta primera etapa va desde la calle Agustín Freire hasta la José María Roura y desde la Francisco de Orella hasta el 3er retorno 16 NE. Dentro de esta etapa hay herraduras y peatonales pequeñas. No existe salida hacia la José María Roura.

Viven al menos unas 900 familias, de ellas al menos el 30 % corresponden a vecinos fundadores, aquellos que llegaron a vivir a la zona poco antes de 1973.

Publicidad

La primera etapa de La Alborada va desde la calle Agustín Freire hasta la José María Roura y desde la Francisco de Orella hasta el 3er retorno 16 NE. Foto: José Beltrán

“Vimos la necesidad de tener un comité en donde se coordinen acciones y se trabaje en conjunto para pedir cosas a la autoridades y asimismo proponer y hacer entre vecinos lo que se puede con nuestras manos”, dijo Valdivieso.

Luis Ortega y Fabricio Murillo, quienes forman parte de la comitiva y viven desde hace más de 20 años en la zona, dicen que uno de los pilares de trabajo del comité es organizarse para idear un proyecto que se puede presentar al Municipio para la renovación de peatonales, de vías.

Publicidad

“Esta es la etapa más antigua y la que, al igual que otros barrios de la ciudad también puede ser renovada, también puede llegar la regeneración”, detallaron los moradores, quienes trabajan de la mano con el consejo barrial formado en la segunda etapa de La Alborada.

Dentro de la primera etapa de la Alborada hay un parque de 7.550 metros que han tomado parte para darle una nueva cara. Lharitzha Granja, por ejemplo, junto a otros vecinos sembró plantas y colocó neumáticos pintados para darle un poco de color al espacio.

Miembros de la comitiva Alborada Progresa son residentes desde hace más de 40 años. Foto: José Beltrán

“Aquí los que han podido aportar cuidan este espacio y otros cooperan y donan pinturas para darle mantenimiento a los juegos infantiles y tener cuidado todo el parque”, cuenta Granja.

El comité se organiza, regularmente, para darle mantenimiento al parque, pintar los juegos y hacer mingas.

Publicidad

Hace unos dos años colocaron una infraestructura de metal para reciclar botellas plásticas y que esto sirva de fondo común para usar en mejoras de los espacios dentro de la ciudadela. “Lo que aquí queremos es que se vea que somos un barrio organizado, un barrio que trabaja para que no le falte nada y que lo que haya se pueda mejorar y cuidar”, recalcó Granja.

¿Qué cambios perciben los visitantes al parque Samanes desde que el Municipio tiene la competencia?

Cada líder o lideresa también ha organizado con su cuadra la contratación de guardias. Estas personas realizan rondas a pie o en bicicleta por las diferentes peatonales para resguardar a las familias que allí habitan.

La coordinación de acciones la realizan a través de chats comunitarios y parte de los proyectos que ejecutan se comunican en X, en donde crearon una cuenta del comité.

Por el momento, señala Valdivieso, se trabaja para mantener una convivencia pacífica y coordinar acciones con el Municipio e incluso Policía. A esta última institución han notificado que se requiere patrullaje por la presencia de consumidores tanto en el parque como en algunas peatonales de la etapa.

Con el Municipio, en cambio, esperan concretar obras de mejora en el sistema de alcantarillado que señalan es vetusto. Asimismo, la implementación de máquinas biosaludables en el parque principal. (I)