Que se revise el proyecto de Ley Orgánica de Organizaciones sin Fines de Lucro, con varias modificaciones que vayan en concordancia con la situación actual derivada de la crisis sanitaria, como la profesionalización del voluntariado y que las entidades de este tipo sean tratadas legalmente como su denominación lo indica, son parte de los pedidos de la directiva de la Asociación Coordinadora del Voluntariado del Guayas (Acorvol) para evitar el riesgo de cierre de más organizaciones de ayuda social.

En una misiva, la asociación pidió que se tomen en cuenta estos requerimientos y recordó varias problemáticas con las que conviven las entidades sin fines de lucro. Debido a diversos factores, antes y durante la pandemia de COVID-19, varias instituciones culminaron sus actividades; mientras tanto, otras siguen con problemas económicos que se agudizaron en la emergencia sanitaria. Por otra parte, algunas entidades de ayuda social debieron desvincular a varios colaboradores, que se desempeñaban en su mayoría en puestos administrativos, lo que motivó un importante esfuerzo para cubrir los valores e incluso demandas en su contra, al tener que incurrir en la figura de despido intempestivo, señaló Acorvol en su comunicación.

El COVID-19 también atacó a fundaciones y algunas agonizan

Como primer punto, la entidad pidió al presidente Guillemo Lasso, principales autoridades de la Asamblea y Consejo de Judicatura que se examine el proyecto de ley para que sea aprobado en el pleno del Legislativo. En junio del 2017, recordó la institución, se presentó a la Comisión Especializada Permanente de Participación Ciudadana y Control Social y posteriormente se entregó a la entonces presidenta de la Asamblea, Elizabeth Cabezas, para que sea aprobado por la actual Asamblea.

Para ello, se solicitó que el proyecto sea consensuado con las distintas organizaciones de la sociedad civil, incluida Acorvol, para tratar temas como la profesionalización del voluntariado, a fin de alcanzar una mayor eficiencia en la labor que desarrollan las instituciones. Para lo cual el ente dijo que habría que añadir algunas garantías que protejan la labor de los voluntarios de las distintas entidades sin fines de lucro, que no reciben una remuneración, en temas de salud, transporte, seguridad y alimentación que requieran en algunos casos.

También el ente exhortó a que se considere a las organizaciones sin fines de lucro bajo esa denominación. “No somos empresas formales ni ‘microempresas’ que generamos utilidades, y es así como nos tiene clasificadas el Servicio de Rentas Internas”, indicó Acorvol.

Estas y otras propuestas serán expuestas por las instituciones afiliadas este martes 21, desde las 10:30, en la sede de Acorvol, ubicada en Kennedy Norte, en Guayaquil. (I)