María tenía apenas un par de horas de haber salido de su sesión de diálisis en una clínica en Guayaquil.

En el antebrazo, un algodón y esparadrapo tapaban el pequeño orificio por el que seis horas antes se había colocado el catéter para el procedimiento. Pese a lo débil que se sentía, acudió al plantón pacífico que organizaron los pacientes con enfermedades renales y personal de clínicas de diálisis de Guayas y Los Ríos.

En las manos tomó un globo negro y una pancarta que decía: “Tenemos derecho a la vida”.

‘No me quiero morir. ¿Con quién se van a quedar mis hijas? Necesito mis diálisis’: el pedido de los pacientes renales al IESS para que pague deuda a prestadores de salud

Ella fue parte de la veintena de personas que se apostaron este jueves 18 en los bajos del edificio de la Corte Constitucional, ubicado en Pichincha y avenida 9 de Octubre, en el centro de la ciudad.

Publicidad

Los pacientes, con pancartas en mano, solicitaron que se acelere el pago a las prestadoras que realizan los tratamientos de diálisis tanto en Guayas como en Los Ríos.

“Me preocupa que por la falta de pago de los servicios de las clínicas me quede sin atención. Yo necesito recibir diálisis tres veces en la semana por cuatro horas, ahora recibo tres horas y siento que me quedo con toxinas, con agua. Ya desde hace un año me redujeron el tiempo y siento que es como no estar haciendo diálisis”, dijo María.

Ella dijo que se suma a la protesta porque quiere estar bien para sus trece nietos. Ellos están pequeños, ellos me quieren tener ahí sentadita, afirmó.

“Dicen que nos van a quitar las diálisis y si nos quitan, nos morimos”, dijo Emma, quien también participó del plantón.

Publicidad

Los pacientes renales crónicos avanzaron hasta la Gobernación para continuar con el plantón este jueves 18. Foto: El Universo

Ella sufre insuficiencia renal crónica desde hace cinco años y asiste a diálisis tres veces por semana. “Yo sufro de diabetes y presión alta, eso me dañó los riñones. Si yo no llego a recibir las diálisis es una bomba de tiempo, porque debo tener control permanente, no quedarme con líquido que pueda contaminarme el cuerpo”, manifestó.

Ella asistió a la caminata en silla de ruedas.

Cristina Freire, vocera de los pacientes renales y de los centros de diálisis del Ecuador, mencionó que la protesta, que no es una medida nueva, se tomó para solicitar el pago de una deuda de más de $ 4 millones por parte del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y de $ 80 millones por parte del Ministerio de Salud Pública (MSP).

De esta cifra, $ 30 millones corresponden a las provincias de Guayas y Los Ríos.

Publicidad

Solo en Guayas existen 35 clínicas de diálisis que atienden a más de 4.000 pacientes.

“Son dos años de incumplimiento de la sentencia de la Corte Constitucional, nosotros exigimos que tanto Salud como el Ministerio de Finanzas cumplan con la sentencia que ordena un plan programático de pagos para no continuar mendigando recursos que por ley deben dar a los prestadores externos que reciben a pacientes con afecciones renales”, remarca.

‘Hasta que se cumpla esta sentencia, ¿cuántos (pacientes catastróficos) habrán muerto?”, cuestiona defensor del Pueblo, César Córdova

La vocera indicó que se les cancelaron haberes pendientes hasta diciembre del 2021. Ahora se busca que paguen, al menos, el primer trimestre del 2022.

“Los insumos están escaseando porque los proveedores han bajado el despacho en un 30 %. El personal también ha colocado su renuncia porque no se han podido cancelar a tiempo los salarios”, agregó Freire.

Publicidad

Otro paciente que también acudió a la manifestación dijo que se realiza diálisis en una clínica del norte de Guayaquil y lamenta la incertidumbre en la que están.

“Nosotros queremos que el Gobierno sea solidario, que nos escuche, que no nos deje morir. Muchos no tenemos recursos para pagar los tratamientos. Si no recibimos, nos hinchamos y nos descompensamos, no queremos mendigar, queremos vivir”, sostuvo.

Los pacientes avanzaron hasta la Gobernación para solicitar ser escuchados por alguna autoridad. (I)