Veintiocho locales de distintos sectores de Guayaquil fueron clausurados durante controles municipales ejecutados entre el jueves y el sábado pasados.

Las faltas más comunes: fiestas clandestinas en bares y salones de eventos, situación que va en contra de las medidas de bioseguridad dispuestas en el contexto de la pandemia del COVID-19.

El jueves los negocios amonestados fueron un minimercado, una panadería, un restaurante y un bar clandestino.

El viernes, nueve bares, un restobar, un depósito de cervezas, un salón de eventos y una vivienda. El sábado las clausuras se ejecutaron en tres salones de eventos, un bar, dos bares clandestinos, cuatro licoreras y una tienda.

Los controles seguirán hasta este lunes 26 de agosto, se indicó.

Actualmente, bajo estado de excepción, en Guayaquil se debe cumplir el aforo del 50 % en locales comerciales. (I)