Publicidad

Menos pacientes llegaron este viernes 22 de enero a hospitales de COVID-19 en Guayaquil

Tanto el Municipio como el Ministerio de Salud incrementaron sitios de atención para los casos sospechosos.

El panorama en exteriores del hospital del Guasmo sur contrastó con las semanas anteriores, en que estaba repleto. Foto: redaccion

El ingreso al área de emergencias del hospital Guasmo Sur estaba prácticamente vacío, solo un par de personas esperaba en exteriores. Este panorama contrastó con el de las semanas anteriores, en que había más de diez vehículos, incluidos los de las funerarias para retirar a las víctimas del COVID-19, y decenas de personas que esperaban ser atendidas por síntomas respiratorios o COVID-19.

Según el último reporte de la Mesa Técnica de Salud del Municipio de Guayaquil, la cifra de los casos confirmados por prueba PCR aumentó de 1,47 a 1,48 por cada 10.000 habitantes y la cifra de fallecidos por día por COVID-19 tuvo un aumento considerable de 8,7 a 14,3.

Sin embargo, según detalló el reporte, la tasa de contagio (la capacidad de cada persona contagiada de poder contagiar a determinado número de personas), fue de 1,01, es decir, un caso positivo contagia a una persona más.
El doctor Carlos Farhat, coordinador de Salud del Municipio de Guayaquil, explicó que esperan que el nuevo reporte semanal refleje cifras de un panorama más controlado.

“En el último reporte hay una elevación leve sostenida de casos, pero eso no es lo que queremos para una estabilidad”, explico Farhat.

Publicidad

Indicó que con las 24 brigadas en barrios y todo el equipo médico se están controlando sectores para identificar casos sospechosos y positivos, hacerles la valoración médica y darles el aislamiento respectivo para romper la cadena de contagio del virus.

En un recorrido que hizo este Diario se constató que hubo una disminución de pacientes en el Hospital Bicentenario. A las 10:00 de este viernes las carpas y área de triaje estuvieron solo con un par de personas.

El doctor Iván Barreto, coordinador de ese hospital, explicó que estos días ha bajado la demanda de atención por sospecha de COVID-19. Entre diciembre y las dos primeras semanas de enero se hospitalizaban a 20 personas, ahora va 10 o 12. "Hemos atendidos a más de 4.500 pacientes entre la última semana de diciembre y enero", detalló.

En centros médicos y dispensarios del MSP este viernes 22 también llegaron pacientes con sintomatología respiratoria. Por ejemplo, en el dispensario de la calle Francisco Segura y avenida Quito, pacientes que acudían por dolor de estómago o que iban a vacunar a sus hijos se mostraron asustados porque personal en el ingreso del dispensario decía que tenían pacientes con sospecha de COVID-19 que estaban siendo atendidos.

Allí pacientes se quejaron porque estaban sentados cerca de los sospechosos, según ellos no había la división respectiva para evitar el contagio mientras esperaban ser atendidos.

Según cifras del Ministerio de Salud, en Guayaquil se reportan más de 664 casos confirmados en lo que va del 2021, con 124 recuperados en el mismo periodo.

Mantener el cuidado

Farhat, del Municipio, explicó que la ciudadanía debe mantener los cuidados para la prevención del virus y no bajar la guardia. Si Guayaquil llega a otra estabilidad en el control de las cifras eso permite reactivar negocios y evitar que se tomen nuevas medidas que restrinjan la movilización y el comercio.

“Me preocupa mucho el comportamiento ciudadano, aquí en la ciudad, en el país, parece que la persona no hace caso hasta que no le toca o ve a un familiar muy mal, ahí recién empieza a pensarlo, cuando lo importante es evitar la enfermedad. Si Guayaquil puede disciplinarse por unas dos semanas el comportamiento de una epidemia sería diferente, controlado”, indicó Farhat. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Lo último

Obligada intervención presidencial

Ecuador debe liderar la búsqueda de un ejemplar de banano inmutable al mal, alcanzable en cuatro años: es urgente el apoyo del más alto nivel político.

Publicidad