Hoteles, bares clandestinos y otros locales fueron clausurados este fin de semana en operativos que se realizaron en Guayaquil, Durán, Milagro, Daule y Balzar, por parte de la Intendencia de Policía del Guayas.

Esto, una vez que la gobernadora (encargada) del Guayas, Verónica Arévalo, dispuso reforzar los operativos de control, enfocados en el cumplimiento de las medidas de bioseguridad para proteger la salud de los ciudadanos, se dijo.

También se suspendieron eventos masivos que excedían el aforo permitido, se indicó en un boletín de prensa.

Así, se clausuraron doce establecimientos en total, como bares clandestinos, que no contaban con las medidas de bioseguridad y que no respetaban el aforo establecido por el COE cantonal. Incluso, hubo tiendas que excedían la venta de bebidas alcohólicas, se indicó.

Además, se suspendieron siete fiestas por irrespetar el toque de queda. Y estas superaban la cantidad de personas permitidas (hasta 25) en las reuniones sociales en una casa, por eso se las consideró como eventos masivos y se desalojó a los participantes, se agregó.

En el Distrito 9 de octubre, en cambio, se clausuraron dos hoteles, que presuntamente funcionaba como prostíbulos clandestinos, se indicó.

"Estamos verificando que los establecimientos cumplan con las normativas del COE Nacional. Vamos a continuar con estos operativos. Los hemos realizado desde hace dos semanas en todos los distritos de Guayaquil", dijo Álvaro Nieto, intendente general de Policía del Guayas.

Durante los operativos se revisan los documentos de los ciudadanos para verificar si tienen o no antecedentes penales. Y también se desaloja a quienes están bares y fiestas clandestinas, agregó el coronel William Calle, comandante del distrito Durán. (I)