El ingreso de usuarios a la terminal terrestre de Guayaquil se controlará con cámaras contadoras de personas que están ubicadas en las puertas de la estación.

A partir de este viernes, el centro comercial empezará a operar, una vez que mañana, miércoles, la ciudad cambiará a semáforo amarillo dentro de la crisis sanitaria.

No obstante, la venta de boletos a cantones y provincias se mantendrá suspendida, pues en este color solo se reanuda el transporte urbano con las medidas de seguridad como la de llevar únicamente pasajeros sentados.

En terminales y buses redoblan higiene por virus

Sindy Espinoza, directora de Comunicación de la fundación Terminal Terrestre, indicó que por ahora el ingreso a los baños de la estación será controlado por colaboradores de allí, pero que próximamente se implementará un sistema automatizado de torniquete.

El centro comercial funcionará de 10:00 a 19:30, según el horario dispuesto por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal para el comercio. No obstante, farmacias y supermercados empezarán desde las 07:00 hasta las 19:30.

Desde este miércoles los dueños de tiendas y locales acudirán a la terminal para limpiar las instalaciones y preparse para abrir el viernes. Espinoza estimó que la apertura será paulatina. (I)