Catalina Andramuño renunció el sábado pasado al cargo de ministra de Salud. En su carta de retiro se quejó por la falta de recursos para la crisis sanitaria que vive el Ecuador por la presencia del coronavirus, que el domingo en la mañana ya alcanzó los 798 casos y el número de muertos subió a 14.

“Durante la crisis del COVID-19, los postulados técnicos y médicos para enfrentarlo no encontraron eco en muchas instancias del Gobierno. Con este antecedente, también me resulta inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de salud pública y de la realidad frente a esta situación”, señala en parte de su documento.

Agrega: “El Ministerio de Salud viene preparándose desde el mes de diciembre del 2019 para esta crisis, sin embargo, enfrentar una emergencia sin recursos es complicado”, e indica que adjunta un oficio con fecha 21 de marzo de 2020 de Miguel Guevara, coordinador administrativo financiero del Ministerio de Salud, quien certifica que no se han transferido recursos extras sino que la crisis sanitaria se ha enfrentado con los recursos propios del presupuesto anual de la entidad.

El Gobierno emitió un decreto en el que acepta la renuncia y nombra al reemplazo de Andramuño: el docente y experto Juan Carlos Zevallos.

Publicidad

En su cadena de ayer, el vicepresidente Otto Sonnenholzner solo dijo que era hora de unirse y no polemizar.

Quien sí respondió por redes sociales fue el ministro de Finanzas, Richard Martínez, quien señaló que la afirmación de la exministra era falsa, que ella en la cadena del 20 marzo decía que hay recursos para atender la emergencia. Acompañó el video. En su cuenta de Twitter, Martínez señaló la tarde del sábado pasado que en las próximas horas documentará las asignaciones, la ejecución y los recursos conseguidos para la emergencia.

Mientras esto sucede, diversas voces de pacientes reclaman mejor atención; médicos expresan que no tienen suficientes implementos y algunos relatan que también se han contagiado. Personas que dicen tener síntomas respiratorios característicos del COVID-19 piden realizarse las pruebas, sin éxito

No obstante, sobre estos reclamos, el pasado viernes, la entonces ministra Andramuño recorrió hospitales de Guayaquil y dijo que sí se entregaron implementos, y anunció, el sábado, que hoy llegarían al país dos millones de reactivos para las pruebas de coronavirus.

Sobre el manejo de la crisis, Daniel Ruiz, epidemiólogo e investigador universitario, se mostró de acuerdo con la implementación de las medidas, pero señaló que a los hospitales, hace unos días, les dispusieron que recién hagan el plan de contingencia y que generen sus flujos.

“Lamentablemente aquí en el país la salud se ha manejado de esta forma, siempre de manera improvisada, con personal que no está capacitado para el cargo, más bien responde a intereses políticos (...), el problema se ve ahora, no es solo de este Gobierno, también es del anterior”, dijo.

Publicidad

Para Iván Cevallos, exdirector del Hospital Carlos Andrade Marín, la reacción local fue lenta, posterior a la de países como Colombia y Perú. “Basta mirar lo que hizo China: confinamiento obligatorio y vigilado en Wuhan”. Pero consideró que aunque tardías, las medidas son acertadas.

A su criterio, el Ministerio de Salud Pública no fue capaz de asumir su rol de autoridad sanitaria nacional, sin capacidad previsiva, sin conocimiento técnico de la situación y recién se están buscando las soluciones: espacio para implementar unidades de aislamiento, cuidados intensivos, equipos e insumos. “Algo se pudo enfrentar gracias a los profesionales de carrera, los pocos que quedan en una institución politizada, postergada y destrozada, a lo largo de doce años", dijo Iván Cevallos.

PERFIL

Juan Carlos Zevallos, ministro de Salud.

Ocupación

Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de las Américas (UDLA).

Cursos y cargos

Título de cardiólogo, obtenido en la Universidad de Padua (Italia). Además, posee un grado posdoctoral en Cardiologí́a Preventiva en la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts (Estados Unidos). Ha sido presidente fundador de la Red Americana para la Vigilancia de Enfermedades Crónicas (Amnet). (I)