La cena sin pierna de chancho sobre la mesa no es cena, dijo ayer Braulio Pino, uno de los clientes del local El Sabrosón, quien se acercó a las calles Bolivia y Los Ríos para reservar el pernil de 20 libras que va a degustar con su familia este 24 de diciembre.

En ese establecimiento todo el año se preparan cientos de piernas de cerdo y pavos, pero este mes la demanda es mucho más alta, explicó Gustavo Peralta, dueño de este negocio, mientras pesaba un pernil para Mariuxi Saltos, quien tenía una cena con amigos en su casa.

Peralta empezó hace 39 años en un quiosco donde vendía sánduches de chancho y hoy tiene seis locales en la ciudad.

Su horno tiene capacidad para 140 piernas de cerdo o pavos, por lo que el 24 y 31 de diciembre estima que venderá unas 420, porque cada hornada dura seis horas y se realizan tres al día para tener producto fresco.

Publicidad

“También habrá la opción de llevar un pernil ahumado, cuya libra cuesta $ 7. Si desea una de nueve libras, en El Sabrosón costará $ 63 y rinde unas 20 porciones”, dijo Gustavo.

Carolina Peralta, hija de Gustavo, explicó que la novedad este año es el servicio a domicilio que brindarán a Samborondón.

Explicó que para ese servicio, los clientes deben llamar al local, realizar el depósito o transferencia y se recibe en el domicilio la compra. “No necesitan acercarse al local”, dijo.

Un servicio parecido brinda el local El Sabrosito, que le pertenece a Ángel Peralta, hermano de Gustavo, y que está ubicado en Carchi y Colombia.

El negocio de Ángel sí brindará servicio a domicilio en Guayaquil, previa reserva y pago del producto.

“Y atendemos unas 30 reservas para Navidad y fin de año y se reciben pedidos hasta el sábado. El domingo quien viene a comprar hace la fila, pero esperamos brindar una atención ágil”, dijo Ángel Peralta.

Publicidad

Para acompañar el cerdo y el pavo en estos locales se vende mote, papas y relleno.

En El Sabrosón se vendieron unas 500 tarrinas de relleno durante las fiestas navideñas del año pasado, según su dueño. Cuesta $ 10 la tarrina pequeña, y $ 15 la grande.

El Sanduchón es otro negocio de este tipo que se prepara para atender a la gran afluencia de compradores.

Gorky Montalván, gerente operativo del local, aseguró que han alquilado varios hornos extras para responder a la demanda de esta época del año. Explicó que han pasado de dos a tres cajeras en estos días.

Según Montalván, hay unas 30 reservas en El Sanduchón. La libra de chancho cuesta en promedio $ 3,20 en los tres negocios ubicados en el sur. (I)

Nosotros contratamos unos quince trabajadores temporalmente para atender la alta demanda que se registra en esta fecha.Gustavo Peralta, dueño de El Sabrosón