Las estrellas de la música pop desfilaron nuevamente en el escenario de Soy el mejor a través de las caracterizaciones de cinco participantes que se jugaron la piel al intentar salvarse de pasar derechito al Día de Eliminación.

La primera en brindar su espectáculo fue Cinthya Coppiano, quien se convirtió en Madonna para, en compañía del bailarín Leonardo Cordero, brindar una versión tecno de La isla bonita.

Yadira Ramón alabó su mejor interpretación en comparación con la puesta en escena anterior, lo cual significa una evolución; Francisco Pinoargotti estuvo de acuerdo. Aunque María Fernanda Ríos criticó que, al parecer, Cinthya no tuvo un buen desempeño en los 30 segundos que hizo el lip synk (sincronización de labios o fonomímica), tal como indica el reglamento del programa para este tipo de interpretaciones de celebridades de la música. “Parecía que no te sabías la letra… pero estuvo mejor. Me alegra”. Sin embargo, Cinthya comentó que sí conocía la canción en inglés.

Isabel Mestanza (Kylie Minogue) saltó al escenario con Steven Sotomayor para ofrecer una coreografía mejorada, según señaló, en la cual se la observó con un cambio de actitud. “Bailas bien. Estás divina”, dijo Pinoargotti.

Publicidad

Mafer destacó particularmente la sensualidad mostrada, mientras que Yadira fue también contundente en los elogios al afirmar: “Bailaste como debe ser, regia, tu figura te ayuda mucho. Diste lo mejor”.

Jennifer López fue también parte de Soy el mejor, pero a través de la presencia de una Sofía Caiche que, según mencionaron, se había puesto tan exigente durante la preparación previa que provocó que su bailarín, Magno Camino, la bloqueara del WhatsApp por algunas horas. ¿O fue solo una broma?

Lo cierto es que al final del espectáculo Yadira alabó la alegría que Sofía mostró en el escenario: “Te lo gozaste”. María Fernanda Ríos fue más lejos: “En muchas partes (del show) vi a J-Lo”. Francisco señaló su buena actitud interpretativa: “No solo se necesita insistencia, sino fuerza”.

Christian Maquilón fue el cuarto participante en saltar a la pista, en su caso, caracterizado como Adam Levine, líder de la banda estadounidense Maroon 5, y con el acompañamiento de la bailarina Sasha. “Me divertí”, indicó el actor, quien concluyó su espectáculo sin camiseta y con el torso lleno de tatuajes, como lo hizo el artista original en el video.

Yadira notó el gozo de Christian en este espectáculo: “Me encantó”. Francisco aplaudió que, en esta oportunidad, el actor presentara menos elementos en la coreografía, ya que la anterior lucía saturada. “Menos es más”, dijo. Mafer tuvo una actitud coqueta al verlo sin camiseta: “Christian, lo veo con otros ojos”, bromeó. “Muy bien… Vi al artista. Hubo más show”.

El cierre del programa estuvo a cargo del Michael Jackson de Don Day (con Yoshi Lucero), quien lució algo lento y con sobrepeso, detalles que Yadira le hizo notar después de bailar Dangerous con el emblemático traje negro con camisa blanca y sombrero. “Me gustó más la presentación anterior”, señaló como crítica. Don Day, sin querer excusarse, según enfatizó, solicitó un poco de comprensión porque desde su ingreso a Soy el mejor debe madrugar, mientras que antes se levantaba a la hora que quería, porque su trabajo siempre ha sido nocturno.

Francisco Pinoargotti agregó que el maquillaje era inadecuado, que generaba risa en lugar de provocar un parecido con el Rey del Pop. “Eres muy querido por la gente”, pero eso no es suficiente, agregó, por lo que debe esforzarse más. La respuesta de Diego Álvarez (nombre verdadero de Don Day) era que desconocía que podía llevar a su propio equipo de producción para las caracterizaciones, pero que de ahora en adelante trabajará con los miembros de su propio staff (él tiene una productora) en temas como maquillaje. María Fernanda coincidió con los otros jueces al decirle a este participante que se esmere más por su apariencia física, ya que no estuvo a la altura del concurso. Sin embargo, también aceptó que interpretar a Michael Jackson es un reto bastante difícil: “Michael es único”. Ante tantas críticas, Don Day respondió: “Yo tengo la culpa y el lunes verán”, sugiriendo que su siguiente espectáculo estaría mucho mejor.

Finalmente, los jueces salvaron a Christian Maquilón e Isabel Mestanza, mientras que los participantes con mejor puntaje (Jorge Heredia, Fercho Gómez y Yilda Banchón) rescataron a Sofía Caiche.

El voto del público dio el dictamen decisivo para conocer quién iría al Día de Eliminación, ya que tuvo el poder de salvar a un cuarto concursante. ¿A quién le lanzaron el salvavidas? Pues a Don Day, quien a pesar de todas las críticas ganó un respiro más gracias al cariño de la gente que votó por él. Cinthya Coppiano irá al Día de Eliminación. (I)