El público se los estaba pidiendo desde hace ‘aaaños’. “¡Sería chévere que hicieran una nueva temporada para que mis hijos también los vean! Con los capítulos pasados ya se ‘matan’ de la risa”. “¿Cuándo nuevos episodios? ¡Son los mejores!”. ¡Que regrese, ‘po’favur’! (a lo Felipito)”. “¡Creen un canal exclusivo de Mis Adorables Entenados por siempre!”

Aunque sus personajes siguen dominando las tablas del Teatro del Ángel en Urdesa, y por su puesto llenando auditorios, muchos añoran verlos en las ‘pantallas brillantes’ (compus, celulares, tablets) desde que La Revista de Diario EL UNIVERSO subió a YouTube un paseo ‘aniñadísimo’ de los Vera, la familia más querida del Ecuador. Cinco años después los deseos de los cibernautas nostálgicos se cumplieron: Mis adorables entenados regresan con un seriado en esa plataforma de videos, que estrenará su primera temporada el 5 de octubre (canal en YouTube: Adorables entenados), con ocho capítulos, uno por semana, y con una duración de 10 a 15 minutos.

Esta producción igualmente representa una aspiración cumplida para sus gestores. Fue una iniciativa en conjunto del grupo La Mueca, conformado por los reconocidos actores que dan rostros a los entenados y quienes han compuesto una familia teatral en sí por su trayectoria y dinámica; de la productora y guionista Tati Interllige, autora de esta trama con más de 30 años de vida; y con Miguel Cabrera, gerente de la agencia digital Adsapiens, la cual asumió las gestiones para promocionar esta comedia costumbrista que se resiste a perder vigencia.

Viejos conflictos, nuevas aventuras

“La historia tiene una base sólida, porque partió de una investigación de la sociedad en ese momento. Los personajes son la síntesis de los individuos que encontramos en cualquier familia y eso no ha cambiado”, me comenta Interllige en uno de los descansos de las grabaciones que arrancaron el domingo. Y es cierto. A pesar de que las circunstancias no sean iguales, los conflictos siguen siendo los mismos: hay crisis económicas, desacuerdos entre padres y hermanos, entre otros conflictos, que solo se pueden enfrentar cuando los miembros de una familia unen sus voluntades y sus afectos para superarlos.

Publicidad

Entonces, ¿qué cuentan de nuevo los hermanos y sus allegados? “¡Tienen que ver la serie para saberlo!”, bromea Tati. Posiblemente llegaremos a conocer a Ángel Vera, el patriarca de este peculiar clan, con quien Lupita esperaba reencontrarse desde el primer capítulo. “¡Pero tienen que ver para saber quién es!”, enfatiza Interllige.

En uno de los ensayos se pudo ojear un poco de lo que viene. Felipe, el retoño menor, sigue siendo vago, vaguísimo. Ahora se le ‘carga’ a Lupita grabándola con el celular, mientras ella limpia la casa (sola, como siempre) y subiendo esos videos inoportunos a Facebook. “¡Muchacho malcriado!”, ella le reprime.

“Felipe es un cretino, ¡pero me cae bien!”, resalta Oswaldo Segura, quien ha interpretado a este personaje desde los 80. Me pregunto, ¿Felipe se habrá encontrado alguien que lo mantenga y así nunca trabajar? No, pero en estos años ha aprendido a cultivar amistades ‘aniñadas’, o como se dice ahora, ‘peluconas’, para salir bien parado gracias a ellos ante cualquier situación, ilustra Interllige.

Para Amparo Guillén, en cambio, Lupita es su personaje más querido. “Ella se arraigó en mí. Pero también tiene un gran significado. En el mundo hay millones de Lupitas, mujeres que por amor a un hombre crían a sus hijos. Lastimosamente, no todas son buenas. Y también están las Lupitas que no son madrastras, pero sí llevan padrastros a sus hogares.”

Tatti Interllige, guionista y productora, es la creadora de esta historia que nació en 1988. Foto: Luis Eduardo Albán

Y hablando de los temas del corazón, Maribel, la vecina de los ñaños, ¡no pierde las esperanzas de conquistar a Felipe! “Siento que estábamos un paso adelante cuando creamos a este personaje”, dice Sandra Pareja, quien la recrea. “¡Porque Maribel fue la primera novia tóxica del Ecuador!”

En la casa de los entenados, asimismo, convive Rosendo (Héctor Garzón). Finalmente se convirtió en médico, “ayudando a los pacientes de la pandemia, apoyando a los compañeros de primera línea, inoculando… una situación que la hemos tratado con mucho respeto y resiliencia”, comenta Héctor.

Publicidad

Con él aparece su hermano de teatro y realidad, Andrés Garzón, quien personifica a Pablo. Al mayor de los Vera lo veremos emprender porque, como recordaremos, a Pablo se le hacía imposible permanecer en un trabajo por más de un día. Ojo, no es que no encontraba empleo, recuerda Andrés. “Él quiere trabajar. Su problema es de carácter, renuncia cuando siente que las cosas no le cuadran o no se hacen según su visión. Por eso sigue siendo un amargado”.

¿Y Stacy? Es uno de los tantos migrantes ecuatorianos que buscó otro porvenir en España. En la serie su presencia se recuerda con la introducción de Stacyina, su hija, que hará una irrupción muy parecida a la de Stacy cuando se unió al hogar de los medio hermanos por primera vez. La adolescente Kristina Guzmán (16 años) interpreta este papel, que aporta un carácter generacional a las ocurrencias de esta parentela. Otro nuevo personaje es Adelina, la novia de Pablo, a cargo de la actriz Delimar Molano.

Un proyecto para todos

En la dirección de este proyecto se estrena Marco Vera Argüello, joven cineasta que acaba de sumar su primer seriado de este tipo a su hoja de vida. “¡Los veía de chiquito y ahora me parece increíble ser parte del proyecto!”. En este remake, añade, desea proyectar estilos modernos para el formato audiovisual, como cámaras en mano, tomas tipo reality, romper la cuarta pared para que los personajes miren al público con un poco de complicidad, entre otros.

Las grabaciones arrancaron el domingo 19 de septiembre. En el centro, el director de la serie, Marco Vera. Foto: Luis Eduardo Albán

“Consolidar esta propuesta es más que un sueño, es una oportunidad… en digital, el alcance es enorme y las marcas que están participando (en los auspicios), sean de la Sierra o la Costa, jóvenes o con larga trayectoria, todos están emocionados por igual”, puntualiza Cabrera. Por eso seguiremos las travesuras de los entenados no solo en YouTube, sino además en Instagram (@misadorablesentenados_laserie) y en Facebook (Adorables Entenados), incluso en dos temporadas más, previstas para el primer y segundo trimestres del 2022.

Si este fue el año que reencontró a Rachel, Mónica, Phoebe, Joey, Ross y Chandler en Friends The Reunion; a Carrie, Miranda y Charlotte en Just Like That; y, bueno, a otros ‘adorables’ de las series gringas, el 2021 dedicará su últimos tres meses a descubrir las nuevas aventuras que los Vera y su mami-madrastra Lupita han preparado para el Ecuador.