El amor no se puede olvidar, el éxito del dúo Pimpinela lanzado en 1993, conmovió esta noche al jurado y a los televidentes del programa Yo me llamo, de Teleamazonas, gracias a la interpretación de sus imitadores.

Las lágrimas rodaron por el rostro de la participante que pone su voz como Lucía Galán cuando el personaje se mezcló con sus vivencias personales. Posteriormente, la cantante explicó que el tema musical le recordaba a su padre ausente, quien la visita en varias ocasiones, y quien incluso le reveló el sexo de su hija al mes de haberla concebido.

“Aunque es difícil, ellos viven, viven en mí y en todo lo que hago”, manifestó la intérprete que avanzó en la competencia sin ser enviada a eliminación.

Publicidad

Con menos suerte corrió la imitadora de Gilda, quien se convirtió en la primera de esta fase en estar en peligro de abandonar el programa.

Gilberto Santa Rosa y Alci Acosta también recibieron recomendaciones para mejorar en sus próximas presentaciones, como mejorar la dicción. En el caso del intérprete de La copa rota, le sugirieron que se atreviera a incorporar un piano en su próximo show.

Yo te esperaba fue el tema elegido por Alejandra Guzmán, quien esta vez apostó por una peluca oscura para sentirse más en el personaje. La jurada Érika Vélez le aconsejó que considerara teñirse su propio cabello de ese tono. Por otro lado, Pamela Cortés alabó el ‘raspado’ de su voz y la interpretación que tocó el corazón de quienes la escucharon.

Publicidad

A pesar de no encontrarse al 100 % en su estado de salud, Ozuna cautivó con su dulzura al interpretar El farsante y su caracterización lo ayudó, ya que esta vez incluyó cejas más pobladas y bigote.

Yo me llamo se transmite de lunes a viernes a las 21:00 por Teleamazonas. (E)