De lejos, Angela no parece el prototipo de una mujer maltratada por su pareja. Será porque el abuso doméstico no discrimina condición socioeconómica o nivel educativo. Es obvio lo que esta ama de casa, que vive en un idílico suburbio londinense y voluntaria en su tiempo libre en un refugio de animales, debe hacer: abandonar a su esposo y escapar con sus hijos pequeños. Es lo que realmente quiere hacer, de hecho, pero algo la detiene.

Y no es el miedo. Cuando un detective privado le confiesa varios secretos de su marido, la trama se oscurece aún más, pero a la vez enciende la llama de todas las intrigas que Angela quiere aclarar, en virtud de su salud mental, dentro de esta miniserie de seis capítulos que, como todo dramatizado de suspenso, nada es lo que parece.

Así corre esta producción del mismo nombre, Angela Black, disponible en DirecTV Go, la plataforma de streaming de DirecTV. La protagonista de este dramatizado es la actriz británica Joanne Froggat, recordada como la servicial doncella Anne Bates de Downton Abbey, quien comparte los detalles de este papel en una entrevista exclusiva con este Diario, por medio de la plataforma Zoom y desde su vivienda en Londres.

Publicidad

Al representar a una mujer que sufre violencia doméstica, ¿sintió una especie de responsabilidad en cómo entregar lo que hace y siente una persona así?

Claro que sí, es una responsabilidad enorme. Es un tema que importa mucho en la actualidad. Cada vez que tomo un rol de esta naturaleza quiero dar lo mejor de mí. Investigo mucho para que mi personaje sea lo más honesto posible. Reviso documentales, libros, todo lo que pueda para construir este personaje desde su perspectiva psicológica. No es un tipo de papel que tomo con frecuencia, pero es un desafío que me pareció importante.

De acuerdo con una publicación del tabloide británico The Mirror, la actriz de 41 años investigó el turbulento matrimonio de la Spice Girl Mel B (Melanie Janine Brown) con el productor de cine Stephen Belafonte, cuando se preparaba para este papel. Joanne leyó el libro Brutally Honest (Brutalmente honesta), de Mel, en el que alega que su exmarido abusó de ella física, sexual y verbalmente, tomando el control de sus finanzas y usando el control coercitivo para cambiar su personalidad.

Publicidad

¿Qué desafíos enfrentó al convertirse en este personaje?

Lo desafiante, que sabía que iba a ser difícil y de hecho lo disfruté, fue que cada escena fue muy emocional, obviamente como debía ser, fue un trabajo muy intenso. ¡También fue un reto aprender a tocar piano! (en el desenlace, Angela toca el piano como una descarga catártica). Estaba muy estresada por el piano, más que las otras acciones que estaban ocurriendo. Me preparé de la mejor forma posible, porque tocar el piano estaba mucho más allá de mis habilidades. Pero creo que lo hice muy bien.

Publicidad

En esencia mantener la intensidad emocional (de la historia) fue el mayor reto. Estamos siguiendo el viaje emocional de Angela, que pasa de ser una mujer que perdió su voz a una mujer que tiene que encontrarse a sí misma de nuevo.

Entonces, ¿qué podemos esperar del desenlace de la serie?

El final es épico, debo decir. Todo toma sentido y por supuesto es una conclusión satisfactoria.

Este rol se suma a una lista de mujeres fuertes y valientes que son parte de su hoja de vida. ¿Qué otro rol busca en el futuro?

Publicidad

He estado haciendo cosas muy diferentes desde que estuve en este proyecto. Después de Angela Black llegó la segunda entrega de Downton Abbey (La nueva era, la secuela de la película de 2019, en la que la familia Crawley y el personal de Downton reciben una visita real de los reyes de Gran Bretaña) que se estrena en marzo. Hice el show Sherwood, para la BBC, donde hago de una mujer dura y fría, bastante tenaz. Y también estoy filmando Last night, una miniserie para Estados Unidos, que incluye escenas de acción y se inspira en el libro del mismo nombre; incluye un ataque cibernético ecoterrorista hacia una empresa petrolera. Son mujeres muy diferentes, como pueden ver.

Angela Black fue creada por Harry y Jack Williams, productores de otra reconocida serie británica, Fleabag (con Phoebe Waller-Bridge). Acompañan a Froggatt los actores Michiel Huisman y Samuel Adewunmi, como Olivier, el esposo, y el investigador privado Ed.