La serie “The Crown” de Netflix se ha esforzado por recrear los últimos momentos de la vida de la princesa Diana de la manera más fiel posible, incluyendo su vestuario y uno de sus atuendos más icónicos: el bañador azul.

Este traje de baño marca el comienzo de la cuenta regresiva hacia la trágica muerte de la “Princesa del Pueblo”. En las portadas de los medios internacionales, se la vio melancólica y aislada, sentada en la punta del trampolín del yate de Dodi Al-Fayed.

“Había algo en ese traje de baño y en recrear ese momento que me parecía sagrado, y era importante que lo hiciéramos bien”, señaló Sidonie Roberts, diseñadora de vestuario de la serie, como la razón que llevó a la producción a colaborar con la marca Gottex para reproducir la pieza que vemos al final del segundo episodio de la sexta temporada, según Vanity Fair.

Publicidad

No había un protocolo para el funeral de Lady Di, pero se activó el de la Reina Madre: The Crown revela por qué usan nombres de puentes

La firma que reprodujo el traje de baño de Diana para The Crown

Gottex, la firma israelí fundada en 1956 por la judía Leah Gottliebe, se hizo aún más famosa en todo el mundo gracias a la imagen viral de Diana usando su traje de baño el 22 de agosto de 1997.

Para The Crown, la marca tomó el reto de recrear de manera idéntica la pieza, permitiendo que la actriz Elizabeth Debicki interpretara con mayor realismo el momento en el que camina posa sobre el trampolín.

Las más emblemáticas y simbólicas fotos de la princesa Diana por las que llegaron a ofrecer hasta 500 mil libras esterlinas

Es importante recordar que nueve días después de esa escena, la exesposa del príncipe Carlos III falleció junto a su novio Dodi en un trágico accidente automovilístico en el Puente del Alma en París, Francia. Este suceso impactante añadió un peso emocional aún mayor a la imagen del bañador azul y a su significado en la historia de Lady Diana.

Publicidad

(E)

Te recomendamos estas noticias