Es una mujer directa, sin poses, sencilla. El carisma con el que se muestra en televisión, la risa contagiosa que se ve en sus redes sociales, son parte de la esencia que caracteriza a Denisse Angulo, quien luego de una corta ausencia de la pantalla nacional ha vuelto pero en una nueva faceta: como competidora del programa Soy El Mejor, de TC Televisión.

En medio de sus ensayos para la producción televisiva, de los programas radiales de los que forma parte a diario y de su trabajo en plataformas digitales, la también presentadora de televisión se encuentra en medio de los preparativos de su boda civil con Maikol Ochoa, un enlace previsto para finales de mayo, al que únicamente están invitados su familia más cercana y un grupo reducido de amigos.

“Con las restricciones que nos pone el COE ha sido un poco complicado poder decidir una fecha, entonces al final quedamos con la idea de hacer algo muy íntimo, literalmente van a ser mi esposo y su familia y mi familia y yo. Nada más, un almuerzo, hasta que se dé la oportunidad de poder hacer la fiesta como nosotros queremos”, cuenta la también presentadora de televisión a este Diario.

Angulo señala también que para el matrimonio civil, quiere un vestido sencillo y corto. “Quiero sentirme cómoda, no quiero nada muy pomposo, algo lindo. Tengo muy buenos amigos ecuatorianos diseñadores y aún no sé cual. El de la boda eclesiástica quiero que sea espectacular”, añade.

Publicidad

Preparativos del enlace

“Queremos traer a la persona del Registro Civil hasta nuestra casa o en el lugar donde posiblemente hacer la boda y después de que nos casen, de forma civil, poder comernos algo rico con la familia y esperar hasta que podamos hacer la fiestota”, dice Angulo, quien recibió la petición de matrimonio en febrero de este año durante un viaje familiar a República Dominicana.

El viaje, indica, se dio previo a su ingreso a la producción que ya la había convocado para que se sumara como uno de los talentos participantes. “Me quedé superimpactada (con la petición de matrimonio) porque nosotros tenemos 10 años de relación, ya tenemos nuestros hijos, tenemos seis años viviendo juntos y para mí ya estábamos, ya somos una familia, imagínate. Mi esposo es superdetallista, siempre que nos vamos de viaje él tiene algún detalle para mí, nos vamos a comer a algún lugar bonito, pero de repente me vendaron los ojos, no pensé que me iba a pedir matrimonio, y antes me había dicho que íbamos a ir a un concierto, que íbamos a conocer a un artista. En realidad no me imaginaba que iba a llorar tanto, no me preguntes por qué , porque me emocioné muchísimo. No creía que me interesaba tanto casarme, pero cuando me pidieron casarme vi que era algo que me llenaba de mucha ilusión por todo lo que sentí en ese momento”, detalla.

Angulo explica que la boda eclesiástica desean celebrarla en la playa. “Queríamos que sea con la caída del sol, algo superromántico. Queremos buena música, mucha salsa, pero eso va a tener que esperar, queríamos que sea un momento lindo. Ahora somos solo 30 de los 150 que queríamos. Siempre que subo videos en Instagram, les digo familia y amigos por favor no se resientan, ya después haremos la fiesta”, dice.


Relación de pareja y familia

La exseleccionada de atletismo del Guayas comenta que antes de convertirse en padres con Ochoa decidieron vivir juntos en su casa. “La convivencia superbién y las cosas fueron pasando en orden distinto. Vivimos un año y medio juntos, quedé embarazada de mi primer hijo Santi, después de un año llegó Martín y pues ya ahora nos vamos a casar”, dice entre risas.

Su historia de amor, revela, se dio en medio de un ‘marroneo’. “Nos conocimos en una fiesta, un 25 de diciembre. Yo acababa de cumplir 18 años y él tenía 17. Ahí nos conocimos. Recuerdo que yo ya había entrado a Combate y era el boom del programa y yo no intenté bailar con nadie porque decía: uy no, estos chicos están como lagartos y lo veo a él todo tranquilito, que me saca a bailar y dije: bueno, este sí me da confianza. Salimos un tiempo, yo le perdí el rastro, dejamos de hablar como por ocho meses y de repente nos volvimos a encontrar, y de ahí hasta ahora”, menciona.

Publicidad

“Las coincidencias es que hemos vivido en el mismo barrio, hemos conocido a la misma gente, nuestros papás eran amigos, parece que esto ya estaba predestinado”, sostiene.

“Soy El Mejor”

Angulo, quien comenzó en la televisión como participante del programa Supermodelo de TC Televisión antes de ser competidora de Combate, asegura que esta propuesta le ha cambiado su día a día para bien.

“Me llamaron en diciembre del 2020, recibí la llamada de Christian y le dije déjame pensarlo, porque yo consulto todo siempre con mi familia, porque ellos son mi mano derecha y mi mano izquierda. Y así fue como pasó y ya estando en el programa no puedo negarte que sí estaba un poco oxidada, porque una cosa es trabajar en la casa, subiendo contenido a redes sociales y otra cosa es pararte a bailar”, refiere.

La también locutora radial afirma que las críticas y comentarios sobre su figura, al inicio de la competencia, fue lo más duro de su retorno a la pantalla. “Cuando tú estás en tu casa, de alguna forma entras en tu zona de confort y yo, para mí y mi familia, yo estoy superbién, entonces para mí, preocuparme por verme más flaquita o más tuquita no era tan importante. Esa parte sí me dio duro porque exponerme, igual entrar al programa es estar expuesta al ojo público, de que hablen de mi apariencia, de mi vida, de lo que a mí me hace feliz, me chocó al inicio pero las mismas personas que me rodean me han dado la fórmula secreta de salir adelante rápido (...) No puedo controlar lo que la gente piense o diga de mí, pero sí lo que yo pienso y decidí enfocarme en mi proceso”, admite.

“Lo lindo de este trabajo es que mucha gente, sin conocerte, se siente identificada contigo y a mí me gusta eso. Eso es lo más bonito que me da mi trabajo, eso es algo que siempre digo, que mi trabajo es el público, pero mi vida no; yo trato de exponer o de mostrar a través de las redes y las pantallas, lo que yo quiero que la gente vea, pero hay muchas cosas que yo me guardo, por tranquilidad de mi familia incluso por salud emocional para no estar tan vulnerable en las redes sociales, ante la gente que sin duda alguna no tienen filtro, no les importa si te sientes bien o mal”, puntualiza.

Trayectoria

Los programas de competencia no son las únicas producciones a las que se ha vinculado la ecuatoriana. “El primer programa en el que trabajé se llamaba Supermodelo, que duró como tres meses, de ahí salgo y entro a Combate. Previo a eso, como estuve en este programa de modelaje, trabajé como extra en Rosita la taxista, El Cholito, todas esas novelas que estaban en esa época. En Combate estuve como tres años, salí un tiempo, estuve en Canal Uno, regreso a RTS y ahí estuve en Vamos con Todo, ahí estuve también como tres años y luego se da la oportunidad de entrar a PluriTV. Ahí era una producción que teníamos que grabar programas como para todo un año, te puedo decir que en tres meses, grabé como 180 programas. Ha sido el programa en el que más me sacaron el jugo pero en el que más he aprendido (...) Pluri me dio la oportunidad de quitarme la etiqueta de chica reality”, dice.

Angulo también ha sido parte de la revista matinal Ya es Mediodía. “También tengo cinco años trabajando para la Federación del Guayas, yo soy vocera de FedeGuayas y soy la presentadora de un espacio deportivo que ellos tienen. Entro a Canal Uno, hacía Ya es Mediodía y BLN”, menciona.

Actualmente está próxima a graduarse de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Guayaquil y mientras lo logra, mantiene un emprendimiento junto con su esposo, una venta de garaje, que se llama El Garaje de Denisse y Maikol.

(E)