La nueva ronda del programa de imitadores Yo me llamo ya tiene a su primera sentenciada: Myriam Hernández.

Los nervios traicionaron a la competidora quien olvidó en varias ocasiones parte de la letra de la balada Tonto, un error que el jurado no pudo pasar por alto. Le sugirieron trabajar en una postura sobre el escenario más cercana a la artista original, así como en la confianza en sí misma. También, le aclararon que todas las sugerencias eran para que pueda avanzar en la competencia.

Alci Acosta y Ozuna mostraron grandes avances en el desarrollo de sus personajes incorporando elementos característicos. El primero apareció con piano sobre el escenario para interpretar No renunciaré, mientras que el cantante urbano lució lentes de contacto color claro para parecerse más al cantante verdadero, algo que fue aplaudido especialmente por Érika Vélez.

Publicidad

El presentador Ronald Farina tomó prestado el piano de Alci Acosta por unos instantes.

Una presentación casi impecable fue la de Germaín de la Fuente quien cantó para el público Y volveré. Su seguridad y buen manejo de la voz le permitió pasar a la siguiente etapa.

Oscar de León puso el ritmo con Llorarás y aunque no tuvieron mayores quejas sobre su voz, le pidieron que subiera su energía para la próxima presentación, pulir sus movimientos de baile y mantener una expresión facial que vaya acorde con la historia que relate el tema que está interpretando.

La tierna balada Disfruto de Carla Morrison bajó las revoluciones de la gala de esta noche y aunque fue recibida con agrado por los jueces, su presencia escénica sí fue criticada. Le pidieron entregarse un poco más y marcar el lunar de la artista en la siguiente gala porque ‘ya tiene una voz que encanta’.

Publicidad

Yo me llamo se transmite de lunes a viernes a las 21:00 por Teleamazonas.


Publicidad