La entrevista y fotos para este reportaje tuvieron que hacerse en horas de la mañana, porque desde las 14:00 Zunio estaría ocupado componiendo y produciendo su próximo lanzamiento musical. La agenda actual del cantante guayaquileño de 27 años refleja la dedicación, disciplina y amor por la música que cultivó durante su reciente participación en el reality de talento La Academia, en donde representó a Ecuador junto con la cantante Mar Rendón, premiada con el tercer lugar de la competencia.

Estamos trabajando en la balada pop con algunos beats de urbano. La idea es sacar un EP con tres temas”, adelantó el intérprete que integra también la agrupación local Rewind. “Puro trabajo y puro show hasta diciembre. Estoy agradecido con Dios, la vida y con La Academia y muy feliz porque estoy a full de trabajo hasta diciembre”.

La música, como si de una persona real se tratara, le paga hoy con éxitos a Zunio ese voto de confianza que él le dio primero años atrás, cuando decidió dejar la carrera de Odontología para dedicarse por completo a este arte, además de comenzar a estudiar Actuación y Dirección Escénica. Aunque tuvo que enfrentarse entonces al escepticismo y temores de su familia, Zunio asegura que ese giro ha sido su decisión de vida más acertada.

Publicidad

Vestuario: Almacenes De Prati.

Hoy estoy muy orgulloso de haberles demostrado lo que puedo lograr con mi voz. Puede sonar muy cliché, pero es un don que Dios nos ha dado a todas las personas que nos dedicamos a esto y me hace feliz que ellos valoren mi trabajo, además de que siempre me están apoyando. Por ejemplo, cuando volví a Ecuador me enteré que habían mandado a hacer afiches y que los pegaron por todos lados”, comenta. “Para mis papás y mis hermanas soy su campeón a pesar de no haber ganado en La Academia, pero ellos me dicen que soy su campeón por el hecho de haber llegado hasta allá”.

¿Cuál fue la primera impresión que tuvo al llegar a la casa de La Academia?

Lo primero que creo que todos sentimos fue mucha mucha felicidad. Era algo de no creer porque era un programa que solo habíamos visto por Internet o por televisión. Y era de locos el hecho de estar en otro país y saber que iba a recibir clases y mil cosas más. Aunque al inicio sí me dio un poquito de bajón emocional porque pensaba en mi familia, los extrañaba. Me hacía falta estar comunicado porque allá no tenía teléfono celular y prácticamente iba a ser mi primera vez sin contacto alguno.

¿Con qué otros participantes tuvo de inmediato más afinidad?

Publicidad

Con Andrés y con Emilio. Cuando llegamos a las instalaciones de TV Azteca, Andrés fue uno de los primeritos que se nos acercaron a saludarnos a Mar, a Nelson y a mí, y empezamos a conversar sobre diferentes temas de los países de cada uno. Y también con Emilio surgió al inicio esa comunicación y ese compañerismo.

Zunio es parte de la agrupación local Rewind junto a quienes también cumple algunos compromisos musicales.

¿Cómo eran realmente algunos de los concursantes, más allá de la imagen que pudimos formarnos desde lejos, como televidentes?

Rubí realmente era supercallada, era muy difícil sacarle conversación, es alguien de muy pocas palabras, pero es hasta que entra en confianza y entonces es un amor, aunque sí es superdirecta, eso sí, le gustan las cosas claras, no le gusta andar con rodeos. Cesia también estaba un poco desconfiada, aunque después de que me tocara como pareja en un ejercicio de comunicación tuve la oportunidad de conversar con ella por primera vez y en ese ejercicio nos pidieron decirnos las cosas buenas que veíamos de cada uno y entonces desde allí ella empezó a abrirse un poquito más. Creo que las personalidades de ambas son como que se esconden un poquito, pero cuando tienen la oportunidad de tener la confianza, pues es otra cosa.

¿Cuál fue la canción que más le gustó interpretar, más allá de lo que después hayan dicho los críticos?

Publicidad

Tacones rojos (Sebastián Yatra) y Más que tu amigo (Marco Antonio Solís), porque fue la primera que bailé y, bueno, si hubiera continuado, creo que mi favorita habría sido Pegao (Camilo), que fue la que no pude cantar.

La disciplina y el trabajo duro son necesarios para triunfar en la música, comparte el artista.

Tres o cinco lecciones que se llevó de sus maestros.

La organización, en cuanto a darle prioridad a lo musical, a saber manejar mis tiempos para los ensayos, por ejemplo, que va de la mano con la disciplina. Otro consejo muy bueno que nos dio el maestro Beto fue ‘que las ganas solamente son para ir al baño’, porque si vives de las ganas, no vas a lograr nada. Si quieres hacer algo, se trata de hechos más no de solo ganas. También del maestro Raúl entendí que yo estaba un poquito alejado de Dios y creo que cada artista debe tener de cierta forma ese contacto con Dios y esa fe para avanzar. Me quedo también con los ejercicios físicos y voz de calentamiento antes de un show y a respetar todo escenario que pise. Además de hacer movimientos grandes y exagerados. Ellos me decían que incluso el artista más chiquito del mundo puede verse enorme en el escenario. Me tocaba a mí elegir si quería verme como una hormiguita o verte como un sol.

¿Cómo vivió el triunfo de Mar, con su tercer lugar?

Publicidad

Estoy muy contento de que ella esté cumpliendo un sueño que lo tenía en mente desde hace tiempo. Me parece que desde muy joven ella tenía superclara su meta, lo que quería ser como artista. Incluso en una conversación me mostró los aretes que pensaba usar en su primer concierto y gira, y ya tenía el concepto y creo que hasta el nombre de la gira. Tanto ella como yo mantuvimos la mentalidad de que por el hecho de estar allá ya los dos nos considerábamos ganadores, muy independiente de quién sea el que llegara más lejos. Ella tiene hoy esta gran oportunidad, tiene 19 años, así que tiene para largo y yo confío plenamente en el talento de ella y creo que va a lograr muchas cosas.

¿Con qué artistas quisiera compartir el escenario en el futuro?

Con Jesús Navarro de Reik, Camilo, Morat, Sebastián Yatra y Carlos Rivera.

"Entonces en cuanto a actitud y visión artística, soy un Zunio totalmente distinto, mucho más maduro desde la parte emocional hasta la parte musical".

¿En qué ha cambiado el Zunio que hizo el casting aquí en Ecuador del Zunio que ahora ha regresado de México?

Ha sido un cambio bastante grande en cuanto a actitud. Siendo sincero, antes este tema de las entrevistas a mí no me gustaba mucho. Yo puedo cantar en un escenario y todo, pero sí me incomodaban las entrevistas porque, de hecho, en mi casa soy el que menos menos habla, los adoro con mi vida, pero no soy tan comunicativo, entonces no estaba acostumbrado a que me pregunten cosas, pero ahora ya vi de todo desde otro punto de vista. Y ahora reflexiono en el hecho de tener tanta gente que sin conocerme tanto están ahí apoyándome, queriendo que saque nueva música, queriendo que me vaya bien, dándome tanto amor. Entonces en cuanto a actitud y visión artística, soy un Zunio totalmente distinto, mucho más maduro desde la parte emocional hasta la parte musical.

¿Qué significa la música hoy en su vida?

Me siento más seguro que nunca de la música, nunca había estado tan seguro de algo en mi vida, aunque es un camino para valientes, por así decirlo, es de mucha paciencia, de apostar por tu trabajo, de disciplina, de no dejarte caer, de inversión, es algo enorme. Pero ya te digo, es la decisión más acertada en mi vida y solo entonces entiendes que cuando algo te apasiona, ya deja de ser trabajo, te deja de incomodar levantarte a las seis de la mañana o acostarte supertarde. Quiero vivir de esto, quiero llenarme el alma con música cada día de mi vida y creo que es la misión con la que nací.