La respuesta de la cantante Ariana Grande para sus detractores es clara: “Sí, ¿y qué?”.

A sus 30 años, la superestrella pop está de regreso en la escena musical tras haber reservado un tiempo para disfrutar de su relación con el actor Ethan Slater y contesta a todos sus recientes críticos con el tema Yes, and?, ya ubicado entre los primeros lugares de las prestigiosas listas musicales.

Días atrás, la estrella de Disney Channel confirmó que el sencillo producido por Max Martin es un pequeño anticipo de su nuevo disco, Eternal sunshine, anunciado para el viernes 8 de marzo del 2024.

Publicidad

Otro reciente cambio radical de la intérprete de Thank U, Next fue el abandonar, a mediados del 2023, al empresario Scooter Braun, quien fuera su mánager durante diez años.

Grande cuenta hoy con la representación de Brandon Creed, de Good World Management, quien representó a Bruno Mars y Lizzo.

“A Ariana le gusta que Brandon la entiende en un nivel diferente. Y, entre la actuación y la música, tiene mucho por delante y está emocionada de haber encontrado un nuevo sistema de apoyo que la ayude a ejecutar sus planes”, comentó para Billboard una fuente cercana a la artista.

Publicidad

“Ella quiere que el enfoque sea su arte, y él antepone su arte y su visión a cualquier otra cosa. Él es la persona perfecta para ejecutar sus visiones para el próximo capítulo de su vida y carrera”.

Y así lo demostró en el videoclip lanzado hace una semana, que ya supera los 20 millones de reproducciones.

Publicidad

Bajo la dirección de Christian Breslauer, Ariana se enfrenta a la mirada de críticos del mundo del espectáculo que, desde antes de llegar al lugar del evento, ya comentan sobre los rumores que rodean la carrera de la artista.

Tomando como inspiración musical a Paula Abdul y Madonna (Vogue), la estrella y sus bailarines se apegan además a la estética del balletcore en sus atuendos. La coreografía estuvo a cargo de Will Loftis, quien también lidera los bailes de la película Wicked, cuya primera parte está anunciada para este 2024.

La cinta es otro de los grandes proyectos en el futuro de la artista, pues interpretará a Glinda, la bruja buena. Y fue en ese mismo set de filmación donde Grande conoció y se enamoró de su novio, Ethan Slater, quien dará vida a Boq (personaje menor de The wonderful wizard of Oz).

El inicio de su relación con Slater estuvo marcado por la polémica, pues se presume que para la fecha en que comenzaron a salir Ariana aún no había finalizado su divorcio con Dalton Gómez, con quien estuvo casada por dos años.

Publicidad

En ese momento, Slater también estaba casado con la actriz Lily Jay, con quien había tenido su primer hijo a mediados del 2022.

“Conozco el material como la palma de mi mano, pero todavía tengo mucho que aprender”, dijo meses atrás en Good morning America sobre su rol como Glinda, un papel que ha codiciado desde que era pequeña. “Me esforcé bastante en prepararme”.

“Cada parte de mí, cada minuto, cada gramo de mi corazón, mi tiempo, mi todo lo que puedo darle... Estoy gastando todo mi tiempo con Glinda”, destacó.

Ariana sigue aquí

Eternal sunshine será el primer disco de Ariana en cuatro años, desde Positions, presentado en 2020, y que seguramente busca igualar el éxito de Thank U, Next, del 2019, que incluyó éxitos como 7 rings, Break up with your girlfriend, I’m bored.

Aunque ha pasado bastante tiempo desde que sus fanáticos pudieron verla en vivo, streaming la guarda entre sus tesoros musicales.

Una importante celebración a su trayectoria fue también el documental Excuse me, I love you, disponible en Netflix y que fue estrenado en diciembre del 2020. El especial recoge uno de sus espectáculos en Londres que fueron parte de su Sweetener World Tour.

En 2018 y bajo la dirección de Alfredo Flores, YouTube Premium estrenó la serie documental Ariana Grande: dangerous woman diaries, cuyos episodios siguen a la cantante, a sus bailarines, a su equipo de producción y familiares mientras se embarcan en el Dangerous Woman Tour 2017.

Ariana Grande: state of mind (disponible en Apple TV) resalta la potente y versátil voz de la estrella en la escena musical del pop y dance que durante muchos años estuvo dominada por las voces inolvidables de Celine Dion, Whitney Houston y Mariah Carey.