Una mezcla de colores y con un ritmo contagioso exponen los cantantes Nicole Rubira y Ernie Rivas en el videoclip de Ven a bailar, el primer tema del segundo álbum de estudio de Rivas.

“La canción nació de manera muy espontánea, él me la mandó por WhatsApp y yo dije: bueno, cuándo la grabamos!”, contó Rubira, quien dijo que Rivas no es solo un artista a quien admira mucho, sino que también es un amigo al que aprecia mucho.

“Quisiera poder resaltar todo lo que pasó en el proceso de sacar al aire la canción, pero una de mis favoritas es el hecho de que tuvimos el apoyo de personas que nos quieren mucho y todos aportamos con manos, creatividad y amor para presentar el video. También que el escenario del video fue diseñado por Ernie e incluso se inventó un aro de luz increíble en su estudio para el video”, agregó la artista. El video de Ven a bailar se encuentra disponible en YouTube.

Petición de matrimonio

El pasado 4 de septiembre, Rubira posteó en su cuenta de Instagram fotos de la petición de matrimonio que le hizo su novio, Danny Gálvez, a quien conoce desde muy chiquita. “Sus hermanos han sido mis mejores amigos desde antes de conocerlo y ha sido parte de mi vida siempre, por eso cuando él y yo empezamos a salir todo fue tan especial, porque sabemos quiénes somos, sabemos nuestros defectos y virtudes sin velos ni cortinas, todo es más honesto y real”, explicó.

Publicidad

De acuerdo con la cantante, cuando lo conoció le “pareció una ternura”. “Amo todo su ser porque es transparente y honesto. Y le dije que sí porque es el amor de mi vida”, aseguró.

Con Gálvez comparten su pasión por la música, además han estado en el mismo escenario. “Cantar con él es increíble. ¡Lo he admirado toda la vida por su vozarrón! Y escucharlo cantar al lado mío cuando cocina o cuando estamos en el escenario es algo que me emociona hasta el día de hoy”, dijo.

“Además, cuando cantamos juntos la gente baila más y qué decir de esas cosas que solo los artistas entendemos, es mi complemento y mi compañero”, afirmó.

Sus inicios

Sus primeros pasos sobre un escenario se dieron en High School Music. ¿Cómo describe este viaje y cómo quisiera proyectarse a futuro? “Siempre pero siempre me acuerdo de mi primera entrevista con ustedes, que literal fue la primera que me hicieron en la vida. Ha sido todo un viaje... Lleno de sacrificios y mucho sueños cumplidos, estoy agradecida del apoyo de las personas talentosas con las que he tenido el honor de trabajar, de quiénes he aprendido mucho y me han hecho lo que soy hoy en día, no ha sido fácil... Cada día es una lotería”, respondió.

“Pero cuando me pongo triste cuestionando si lo que hago realmente vale la pena, veo a mis hijas cantando y diciéndole a sus amigas sobre mis canciones y de cómo aman la música y quieren hacer lo mismo que yo, y todo empieza a tener sentido...”, añadió.

Sobre sus proyectos, Rubira no mencionó uno en específico, pero comentó que se viene algo que ha soñado su vida. “Es algo que he estudiado hasta el más mínimo detalle, le estoy poniendo el corazón! Y mi deseo más grande es que a la gente le guste y me escuche en cada rincón de mi país”, sostuvo.

La música y la pandemia

Como un balde de agua helada fue para Rubira cuando la pandemia obligó al mundo a quedarse en casa. “Fue superdifícil emocionalmente, fueron muchos cambios, desafíos nuevos y cambio de vida también; pero al mismo tiempo creo que me dio el impulso necesario para poder meterle cabeza a muchos proyectos que por mucho tiempo los tuve olvidados, compuse nuevas canciones y grabamos el video de la nueva canción ‘Ven a bailar’”, señaló.

Sin embargo, con el paso de los meses, también tuvo la oportunidad de retornar a los escenarios de manera presencial. “Fue una de las sensaciones mas increíbles del mundo, sentí y ojo siempre siento mariposas en la barriga cuando voy a una presentación de cualquier tipo, pero esta vez fue de cierta manera como volver a empezar, la gente ya no era la misma y tenían mucho miedo de acercarse, pero cuando poníamos una canción alegre se sentía una vibra espectacular, las personas disfrutaban de esos momentos en los que se olvidaban de las mascarillas y el alcohol, solo cantaban y bailaban en el puesto, fue algo superconmovedor”, expresó, y agregó que cantó a Guayaquil en sus fiestas. (E)